AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

Bolivia presenta en Irrigación resultados de cooperación internacional


El viernes 17, se presentarán los resultados del Taller de Evaluación Intermedia del Proyecto de Cooperación Triangular, conocido como Cotriarg, de 11 a 12.30, en las instalaciones del Departamento General de Irrigación, España y Barcala de Ciudad.

El Cotriarg es un modelo de trabajo entre tres países –Argentina, Bolivia y Alemania– para optimizar el intercambio de experiencias y asesoramiento técnico para hacer eficaz el uso de los recursos hídricos y energéticos en el sector vitivinícola.

Acerca de la cooperación triangular

El proyecto fue aprobado el 30 de octubre de 2015 por el Fondo Regional para la Cooperación Triangular en América Latina y el Caribe y tiene una duración de dos años. Pretende fortalecer las capacidades del sector vitivinícola de Bolivia para gestionar de modo sostenible los recursos de agua y energía, promoviendo la gestión integrada del recurso hídrico. Los involucrados son Argentina como país cooperante, Alemania como país oferente tradicional y Bolivia como país beneficiario.

Irrigación, como representante de Argentina, aporta la transferencia del conocimiento a partir del modelo de administración del agua participativo que se aplica en Mendoza.

La provincia muestra en esta experiencia el aprovechamiento integral del agua a través de la Planta de Tratamiento de Aguas renovables, práctica realizada en áreas de cultivos restringidos especiales (ACRE) y la transmisión de los conocimientos tecnológicos del Sistema MIDO (Modelo de Indicadores de Distribución Operativa). Esto será aplicado por el Gobierno Autónomo del Departamento de Tarija (Bolivia) y les permitirá establecer criterios técnicos para obtener información constante de los caudales de agua en redes de distribución.

La Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ), en tanto, aportará metodologías y experiencia técnica para el intercambio entre los tres países.

La primera participación de Irrigación en el proyecto fue en 2015, cuando convocados por las autoridades bolivianas, participaron de un relevamiento en la zona vitivinícola del Departamento de Tarija para encontrar debilidades y mejorar el riego y la distribución.