Este martes habrá clases con total normalidad

A sala llena se presentó la obra Mírame en el Independencia


Se trata de una pieza creada y representada por integrantes de la comunidad LGBTIQ que busca concientizar sobre el respeto y la inclusión.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, a través de la Dirección de Género y  Diversidad, presentó anoche en el Teatro Independencia la obra de teatro Mírame, en el marco del Mes de la Diversidad y del Día Internacional del Orgullo LGBT.

La propuesta teatral, que fue declarada de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la  Provincia y de Interés Legislativo por las cámaras de Diputados y Senadores, invita a una reflexión sobre los roles de género y los prejuicios que existen en nuestra sociedad y que nacen del temor al castigo social por ser uno mismo.

Consultada al respecto, Fernanda Urquiza, coordinadora de Diversidad del Gobierno de Mendoza, señaló: “Sandra hace un tiempo me transmitió sus ideas y el guión y me pareció fantástico visibilizar esta obra en un lugar tan emblemático como el Teatro Independencia. Que hoy tengamos una obra protagonizada por chicos y chicas trans muestra un claro apoyo del Estado con este sector tan vulnerable. Venimos trabajando con las personas del colectivo desde que comenzó la gestión y siempre digo que falta por hacer pero el hecho que las personas se sientan identificadas y que tengan respuestas, habla que estamos por el buen camino”.

Asimismo, Urquiza indicó: “Con respecto a la obra, es una muestra de lo que transitamos en
nuestras vidas, lo que nos cuesta ejercer nuestros derechos con plenitud, que sin el apoyo del
Estado es muy difícil. Esperamos que además de ser un éxito, sirva para concientizar y
visibilizar y así manejarnos en un ámbito de respeto como todos anhelamos”.

En tanto, Sandra Luart, directora de la obra, comentó: “Esta obra la ideé yo y habla de la
inclusión, a través de diferentes historias de vida que han sufrido mucha discriminación. Consta de 2 partes de media hora, la primera en tono humorístico, acido e irónico y la segunda media hora apunta a lo emocional a través de un mensaje de inclusión, amor, unión y aceptación”.

“Ésta obra está hecha por personas que no son actores y que pertenecemos a la comunidad LGBTIQ, ya que creemos que le ponemos la pasión y el sentimiento de una persona que fue discriminada. Queremos incluir la temática en el teatro, tenemos el fin de abrir la cabeza de la comunidad en general, no discriminamos a nadie por eso queremos que no nos discriminen. Queremos dejarles un mensaje de reflexión para que nos respeten a pesar de las convicciones de cada persona”, finalizó Luart.

El espectáculo, impulsado de forma conjunta con la Secretaría de Cultura, la Dirección de
Economía Social y Asociatividad, la Organización de la Sociedad Civil, OMIN y la disco Queen.

GALERIA