Agroindustria promueve la inversión en infraestructura social del sector vitivinícola


El Ministerio de Agroindustria y Tecnología a través de la Dirección Provincial de Vitivinicultura acompañó a la Bodega Argento SA en la inauguración de un salón comedor para uso del personal del establecimiento ubicado en Cruz de Piedra, Maipú.

En esta inauguración estuvieron presentes el subsecretario Martin Hinojosa, el director Provincial de Vitivinicultura Daniel Gallardo y más de 200 personas entre autoridades y empleados de Argento SA.

Esta bodega recibió $221.556 en crédito fiscal monto que invirtió en la construcción de un salón comedor para uso de 118 empleados del establecimiento. Este beneficio está enmarcado en el "Régimen Especial de Incentivo a la Inversión en Infraestructura Social del Sector Vitivinícola, Ley 8633 Ley Impositiva de la Provincia de Mendoza".

Bodega Argento inició su actividad en los ‘70, con viñedos de alta aptitud enológica (Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y Chardonnay). Actualmente cuenta con una capacidad de molienda de 8.770.000 kg y de almacenamiento cercana a los 7 millones de litros. Adicionalmente elabora y fracciona vino para terceros.

 “Esta primera obra que estamos inaugurando está incluida dentro de las 12 que se solicitaron y aprobaron para su realización. Es un salón totalmente equipado a partir del cual los empleados podrán tener a un lugar adecuado para el momento de descanso en su jornada laboral”, explicó Daniel Gallardo.

Por su parte , el subsecretario Hinojosa comentó que se está trabajando en otras 11 obras más y que el año que viene se abrirá nuevamente la convocatoria para que más empresas puedan incorporarse al beneficio.

“Tal como nos solicitó el Gobernador Pérez lo importante es cumplir con el objetivo de beneficiar a la gente con lo recaudado en los impuestos, ya que lo que se destinaba a obra pública con este proyecto ahora se destina a obra pública social”, remarcó Hinojosa.

Mejorar la infraestructura para mejorar el trabajo

“Esta iniciativa es beneficiosa no solo para las empresas sino para los empleados porque se sienten más cómodos y motivados en su ámbito laboral por ende trabajan mejor” consideró el Subsecretario.

Este aliciente está destinado a mejorar la calidad de vida de los trabajadores vitivinícolas a través de llevar adelante proyectos elegibles que contemplen obras o mejoras de comedores, guarderías, áreas dedicadas a la educación y cultura, centros de salud e infraestructura de gas, agua, cloacas, energía eléctrica, alumbrado público, carreteras en zonas rurales, entre otros.