MendoTran: Los nuevos recorridos pueden consultarse en la página oficial, en el 0800 AUTAM, puntos de información y al 148

Alberto Guerra Naranjo: “Cuba es un buen país, la gente no muere de hambre”


El escritor cubano presentó su libro La soledad del tiempo. Además, habló sobre lo que significa la literatura para él, sobre Cuba y el legado que este país deja al mundo.

En esta edición de la Feria del Libro, Cuba es el país invitado. Y Alberto Guerra Naranjo es uno de los narradores cubanos más importantes del momento. Sus obras tienen una impronta crítica expresada a través de historias de vida. Ha sido leído en México, Colombia, Argentina, Alemania y España, entre otros países. Hoy, en Le Parc, presentó su libro La soledad del tiempo.

“Es la tercera vez que vengo a Mendoza. Me gustó la ciudad, es una ciudad histórica donde San Martín luchó por la independencia argentina. Mendoza es un sitio lindo, agradable, distinto e importante. El vino de Mendoza es de lo mejores del mundo. Lo que más me impactó fue la cordillera de los Andes. También me llamó la atención el otoño y el invierno que tienen ustedes, tan necesario. Entonces se agradece salir del calor para entrar en este invierno, el de Mendoza”, afirmó el escritor.

Alberto Guerra Naranjo es historiador y cientista social. Pero una de sus grandes pasiones es la escritura: “Desde pequeño tenía vocación por la pintura. Y cuando llegué a la universidad, dejé de pintar y empecé a escribir. Empecé a leer a los clásicos, a Borges, Benedetti, Cortázar, García Márquez. Todo esto me hizo tratar de escribir como ellos, son mis paradigmas”.

Para el escritor cubano, la mayor gratificación de ser escritor no es el dinero sino el reconocimiento de la gente y de sus pares. “Me comprometí en cuerpo y alma con la literatura. Te comprometes y la gente te empieza a decir escritor. Mirarte el espejo y decir ‘soy un escritor, no tengo más remedio’”, explicó Guerra Naranjo.

La soledad del tiempo fue la novela elegida por el cubano para esta edición de las fiestas de las letras: “La elegí porque hice un buen trabajo. En este libro resumo Cuba en los años 90, después de que cayó el muro de Berlín. A través de tres personajes, hago un recorrido por la Cuba de ese período”, afirmó el escritor.

Y agregó: “A través de mis obras trato de construir historias para disfrutarlas. Siempre con la necesidad de ser crítico y que produzcan desasosiego en el lector. Que el lector no me olvide y que el lector se divierta con mis historias. Ahora estoy trabajando en una novela sobre la vida de mis padres en el contexto de la Cuba de los 50”.

Por último, Guerra Naranjo habló sobre su patria: “Cuba es un buen país. La gente no se muere de hambre. Puede tener miles de defectos, pero es un buen país. El legado que le deja Cuba al mundo es que es posible vivir de otra manera. Donde el ser sea lo primario y no el tener. Que no te distingan por lo material, que todo el mundo signifique por el solo hecho de estar vivo. El mundo actual en el que vivimos lo veo muy difícil, hay que buscar alternativas para que la humanidad perdure. Y Cuba es una alternativa. La humanidad se puede extinguir si seguimos por el camino capitalista de la desconsideración del medio ambiente”.

GALERIA