Este martes habrá clases con total normalidad

Ambiente acompañó forestación con un grupo estudiantil en un espacio público


Alumnos de la Agrupación Estudiantil por la Naturaleza junto a la Secretaría de Ambiente -a través de Unicipio- y a la Mesa de Gestión del Arbolado Público plantaron los primeros 20 árboles de su Proyecto Foresta, en el parque Nicolino Locche de Capital. Se enmarca en la inauguración de un nuevo circuito de entrenamiento. 

Respondiendo a una inquietud estudiantil -nacida en el colegio Maristas y luego expandida al colegio ISEI- para llevar propuestas que ayuden a mitigar el cambio climático, en octubre del año pasado, las máximas autoridades ambientales de la Provincia se hicieron eco y dieron curso a la iniciativa, que hoy se conoce como Proyecto Foresta. Este proyecto consiste en la plantación de árboles en siete municipios del Área Metropolitana con el acompañamiento institucional y técnico de la MeGAP (Mesa de Gestión del Arbolado Público) con donación de ejemplares por parte de los estudiantes.

“Considero esta iniciativa sumamente importante porque es un claro ejemplo de ejercicio incipiente de gobernanza. Es decir, en este caso se trata de una inquietud ciudadana que obtiene toda la receptividad de las autoridades gubernamentales para un aprendizaje de gestión conjunta”, resumió Graciela Marty, coordinadora de Unicipio.

Se trata de la plantación de los primeros 20 ejemplares de acacias en este espacio público de Capital pero van a ser colocados otros tantos en cada uno de los 7 municipios del Área Metropolitana. Además de ser los mentores, los estudiantes se encargan de concretarlo recaudando fondos para la compra de los ejemplares que los técnicos de los organismos públicos de ambiente les sugieren, en los lugares apropiados que cada municipio irá asignando.

En octubre del año pasado, el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, de inmediato respondió a la inquietud de la Agrupación Estudiantil por la Naturaleza. Incluso convocó a una reunión de su gabinete en el Colegio de los Hermanos Maristas para trabajar junto a los jóvenes. Luego colaboró con una actividad a beneficio que organizó la agrupación de estudiantes en la institución, con el fin de recaudar fondos para la compra de árboles y forestar varios puntos de la provincia. Mingorance tomó la decisión de aportar las herramientas necesarias para acompañar, asesorar y brindar los espacios públicos necesarios que se adecuen a la plantación de los forestales, a través de Unicipio, que gestiona los temas de arbolado público del Área Metropolitana.

Iniciativa joven que crece

“La Agrupación Estudiantil por la Naturaleza comenzó por impulso de alumnos del colegio Maristas como un ciclo de charlas para el cuidado del ambiente, de alumnos de la secundaria a los chiquitos de la primaria”, explicó Francisco Crisafulli, uno de los líderes del proyecto. Luego comentó que se creó una red de reciclaje y separación de residuos en el colegio. Otro año, llevaron a reciclar todas las carpetas del colegio, al año siguiente se incorporó el colegio ISEI. Dentro del colegio ISEI, Gabriela Maranesi, detalló que comenzaron con el reciclaje de plásticos vinculado al Municipio del Capital, que colocó en la vereda un recipiente contenedor de botellas y envases plásticos. Luego, con diferentes materias, realizaron tachos reciclando cartones. También implementaron por más de un año la campaña Tapimanía, que consiste en juntar tapitas plásticas para donarlas al Hospital Notti.

Hoy, ambos colegios se encuentran haciendo realidad una idea para la calidad de vida y del ambiente, que sirve de inspiración para otros colegios, otras agrupaciones de jóvenes y para la ciudadanía en general.

Galería