Club de Hockey de Montaña Uspallata, un ejemplo de inclusión y pasión


Creado hace cinco años en ese distrito lasherino, contribuye a la práctica de ese deporte en diversas categorías masculino y femenino.

El matrimonio integrado por Paola Macía y Gustavo Villa, oriundos de San Juan, llegaron por razones laborales hace cinco años a la villa andina, procedente de Buenos Aires, y luego de instalarse, rápidamente comenzaron a trabajar en la comunidad uspallatina, a fin de incentivar a niños, jóvenes y adultos de ambos sexos, a la práctica del hockey sobre césped, que por entonces no tenía desarrollo en la zona.

Fue así que nació el Club de Hockey de Montaña Uspallata, que cuenta con apoyo de la Subsecretaría de Deportes, y en la actualidad alberga a 45 deportistas de ambos sexos, de 3 años en adelante.

Paola explicó que “hace cinco años, mi marido fue trasladado a Uspallata por Gendarmería Nacional. Decidimos que nuestros hijos debían continuar con la práctica de este deporte, ya que venían de jugarlo en el Club San Miguel (Buenos Aires), pero acá no se practicaba”.

Fue así que ante la imposibilidad que sus hijos Juan Manuel (15), Milagros Karen (14), Camila Daniela (13) y Jana Amara (7) pudieran continuar desarrollándose en este deporte, Paola explicó que “comenzamos a integrar a la comunidad para que practicara hockey”.

Al respecto señaló que “hace un año que tenemos el club con personería jurídica y toda la documentación necesaria de acuerdo a los estatutos vigentes. Practicamos en un gimnasio que nos cede la Municipalidad de Las Heras, por lo que agradecemos este apoyo y antes lo hacíamos en un predio del Tiro Federal”.

Más adelante indicó que no están compitiendo como jugadores federados por cuestiones económicas, pero aclaró que “las categorías Sub-14 y Juveniles (masculino y femenino) juegan en la Liga 8 de Godoy Cruz y también participamos en algunos amistosos en la Liga de Las Heras (Infantiles de ambos sexos y Adultos femenino), además de jugar como invitados en la localidad sanjuanina de Barreal”.

Paola es entrenadora de las categorías Menores y Juveniles (femenino y masculino) e integra como secretaria la Comisión Directiva del club. Además, enseña este deporte a los niños y jóvenes que forman parte del Centro de Día, de capacitación para personas con capacidades diferentes.

El Hockey, una herramienta de contención e inclusión

También destacó que “la idea es integrar a los jóvenes de la zona para que tengan una actividad deportiva, la posibilidad de desarrollarla y las puertas del club están abiertas para todos, porque lo que buscamos es que los uspallatinos, en este caso a través del hockey, estén integrados y lleven adelante una vida saludable”.

Al respecto dijo que “también acá hay diversos elementos de la vida cotidiana que pueden torcer el camino de los jóvenes. Es por eso que llevamos adelante este proyecto deportivo, para que en lugar de estar en las esquinas, sin saber que hacer o equivoquen su rumbo, la juventud venga al club a practicar deportes”.

Finalmente y en cuanto a sus expectativas, Paola comentó que “mi propósito es inculcarles a los jóvenes que más allá de estar lejos de la ciudad si se puede, que pueden llegar a jugar al hockey en el Gran Mendoza si se lo proponen”.

“Con esfuerzo y disciplina –dijo-, a través del deporte, se puede llegar lejos si se lo proponen. Yo no se si el día de mañana, por otro traslado laboral de mi marido, tenga que irme de Uspallata, pero quiero que si esto ocurre, el proyecto siga adelante y cada vez se haga más fuerte, con más chicos y jóvenes de la zona jugando al hockey”.

GALERIA