Algunas oficinas del Registro Civil presentan problemas para realizar trámites de documentación online

Con carbonada criolla, se realizó una nueva clase de cocina en el Mercado de la Terminal


Una carbonada bien sabrosa con zapallo, pimientos, cebollas, zanahorias, tomates, carne, damascos secos y bien condimentados con sal, pimienta, ají molido, orégano laurel prepararon docentes y alumnos del CCT “Supervisora Aurora Ester Jiménez” de Maipú.

“Me gusta mucho participar en estas actividades y, además, esta carbonada está riquísima”, destacó Graciela Mansilla, clienta del mercado que presenció la clase. “No me decidía a preparar esta comida para el 25 porque no tenía muy en claro la receta, pero la cocinera la explicó muy bien, los ingredientes no son caros y son fáciles de conseguir”, agregó María Manuela Beltrán, una entrerriana que hace cinco años vive, junto a su esposo, en nuestra provincia.

Mónica García, profesora de gastronomía a cargo de la clase, explicó varias claves para hace bien la carbonada y destacó que ella le agregaba queso blando porque “le suma suavidad y sabor a este guiso”. También aconsejó maridar con un buen vino tinto, como malbec o cabernet sauvignon.

“Esta comida, junto con el locro –agregó la profesional– se come en todo el país, especialmente en las fiestas patrias. También se consume en gran parte de los países andinos. Contiene muchos nutrientes y es ideal para degustar en los meses de frío”.

Por su parte, Francisco Angelini, gerente del mercado, indicó: “Promovemos estas actividades porque queremos que, además de comprar, nuestros clientes disfruten de un momento de esparcimiento y amplíen sus conocimientos para cocinar más variado y saludable”.

Adriana Muñiz, de “365 Tentaciones”, el programa de promoción de la cartera económica, afirmó: “Seguimos trabajamos en la organización de estos encuentros y coordinando los esfuerzos de los distintos organismos que participan; en el siglo XXI, la gestión de promoción en relación a la economía es imprescindible”.

Cabe destacar que las clases de cocina, junto con degustaciones de distintos productos y catas de vinos y aceites, se realizarán quincenalmente en lo que resta del año, algunas de ellas en conjunto con los municipios para promocionar alimentos específicos de cada región.