09 de agosto, 20 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Defensa del Consumidor: Libro de Quejas, importante herramienta para ayudar a controlar la pandemia


Este registro es obligatorio para todos los proveedores y prestadores que comercializan sus productos y servicios en establecimientos habilitados de la Provincia. El uso del Libro de Quejas puede contribuir a reforzar la correcta aplicación de las medidas de higiene adoptadas por el Gobierno.

Por Resolución provincial 5 de 2019 de la Dirección de Defensa del Consumidor (DDC), se estableció el Libro de Quejas como registro obligatorio para los proveedores que desarrollen de manera profesional, aun ocasionalmente, actividades que impliquen la comercialización de bienes y servicios destinados a consumidores o usuarios finales dentro del territorio de la provincia de Mendoza.

De acuerdo con esa resolución, el Libro de Quejas  deberá estar disponible y visible al público durante el horario de atención del comercio o entidad (bancaria o de otra índole) y tendrá una persona encargada de su gestión, es decir, para facilitar este registro cuando sea solicitado para asentar un reclamo.

Esa persona encargada debe dar respuesta al consumidor o usuario que registró el reclamo en el plazo de 10 días corridos y dejando constancia de ello en el Libro. Esto es verificado también por inspectores de la DDC.

Para mitigar la propagación del coronavirus

El Libro de Quejas es, además, una herramienta útil en este momento de pandemia para dar cuenta del incumplimiento de las medidas que debe respetar el comercio y los empleados, por lo que se convierte en una constancia de la falta para señalar ante las autoridades.

La verificación de existencia, disponibilidad, visibilidad y contenido del Libro de Quejas es una facultad del área de Inspección de la DDC y una posibilidad de las oficinas municipales que firmaron convenio con esta para la entrega del Libro y su control.

Así, un/a consumidor/a puede asentar su reclamo por ausencia de controles relacionados con la terminación del DNI, según días y horarios habilitados, como también el mal uso de tapabocas o barbijos por parte de empleados del local o empresa; podrá registrarse la inexistencia de alcohol en gel o alcohol al 70% para higiene de manos; además, la aglomeración de personas en espacio reducido o incumplimiento del distanciamiento sugerido por las autoridades.

Reclamos y denuncias

Los consumidores también pueden reforzar su reclamo, comunicándose con la DDC por medio de las siguientes vías:

Es importante señalar que numerosos comercios han sido sancionados con multas dinerarias o apercibimiento por ausencia del Libro de Quejas, siendo todas las resoluciones de multa publicadas en Boletín Oficial de Mendoza.

Para consultar la normativa (Resolución provincial 5, de 2019) y cómo obtener Libro de Quejas, entre otros datos, los interesados pueden ingresar acá.