09 de julio, 20.50 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Di Benedetto homenajeado en la Feria del Libro 2019


Serán tres los referentes locales a los que estará dedicado el encuentro literario más importe de la región. También se suman Iverna Codina y Juan Draghi Lucero.

Como todos los años, la Feria del Libro estará dedicada a nombres destacados de nuestras letras. En los últimos tres años, esta fiesta de la Cultura giró en torno a las figuras de Rodolfo Braceli, Quino y Liliana Bodoc, respectivamente. La edición 2019 tendrá a dos hombres y a una mujer como protagonistas.

Si bien las actividades en el Espacio Cultural Le Parc comenzarán el 30 de agosto y se extenderán hasta el 8 de setiembre, habrá versiones locales en Tupungato, Rivadavia, Lavalle y San Rafael, desde el martes 27.

Periodista y escritor fundamental

Hijo de José Di Benedetto y de la brasileña Sara Fisígaro, Antonio nació el 2 de noviembre de 1922 en Mendoza. A finales de 1940 se graduó en el Colegio Nacional Agustín Álvarez y, para ese año, ya había empezado a colaborar en el diario La Palabra y en La Semana. Estudió Derecho pero se dedicó al periodismo.

Empezó como reportero profesional en el diario La Libertad, para el que cubrió el terremoto de San Juan, y colaboraba en La Nación y la revista Mundo Argentino. Fue subdirector del diario Los Andes y también corresponsal del diario La Prensa. En 1953, publicó su primer libro, Mundo animal, con el que inició su brillante carrera de escritor, cuya cima fue la novela Zama, la obra más reconocida, traducida y leída, además de su adaptación cinematográfica a cargo de la directora Lucrecia Martel. Muchos de sus relatos son considerados extraordinarios por la crítica, como Caballo en el salitral, Aballay, Los reyunos, El cariño de los tontos, entre otros.

Pero la originalidad de la obra de Di Benedetto fue concebida desde el momento en que empezó a ser publicada. Recibió el premio Juan Carlos D’Accurzio por Grot (1957), reeditado posteriormente como Cuentos claros. En 1968, la Unesco y el gobierno de De Gaulle le entregaron un documento de reconocimiento por su labor periodística en relación con la educación y a la cultura. En 1969, recibió el título de Caballero de la Orden del Mérito; la Alliance Française le otorgó la medalla de oro, en 1971; en 1973, fue designado miembro fundador del Club de los XII (a partir de él, de los XIII). En 1974, obtuvo la beca Guggenheim por su prosa de ficción.

Durante la dictadura militar, fue perseguido, apresado y torturado. Fue excarcelado en setiembre de 1977 y se exilió en Europa. Allí, continuó trabajando, escribiendo, ofreciendo conferencias en universidades y viviendo modestamente hasta 1984, año de su regreso a Argentina. Aquí recibió homenajes y reconocimientos, fue elegido miembro de la Academia Argentina de Letras; recibió el doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo y fue nombrado asesor de la Secretaría de Cultura de la Nación. Publicó también Sombras, nada más…, su última obra. Falleció el 10 de octubre de 1986, en Buenos Aires, dejando una literatura desafiante y vanguardista, siendo un periodista ético y categórico.