AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

Día del Niño: cómo proteger a los chicos en el auto


Este domingo, se festeja en la Argentina el Día del Niño. Y qué mejor fecha para recordar la importancia de los sistemas de retención infantil (SRI), más comúnmente conocidos como butacas, para salvar la vida de los más pequeños que viajan en los asientos traseros de los vehículos.

No es un dato menos que en América Latina 6.500 niños fallecen, cada año, en accidentes de tránsito. Esta situación se refleja en Argentina, donde en menores de 5 a 14 años la siniestralidad vial ocupa el primer o segundo lugar, según distintas mediciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha fijado, en la Agenda 2030, para el Desarrollo Sostenible una meta ambiciosa con respecto a la seguridad vial, “consistente en reducir a la mitad, para 2020, el número de defunciones y lesiones por accidentes de tránsito en todo el mundo”.

En ese sentido, se destaca que “si se instalan y se usan correctamente, los dispositivos de sujeción para niños reducen aproximadamente un 70% las muertes de lactantes y entre un 54% y un 80% las de niños pequeños”.

Es por eso que desde la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial, dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza, comparten esta guía para identificar y adquirir estos sistemas que salvan vidas. Es muy importante que estén homologados y conocer sus características según las edades y peso de los niños.

Especialistas en seguridad vial recomiendan que los menores de 12 años y con una altura inferior a 1,50 m, deben viajar en butacas de seguridad o busters en la parte trasera del auto. Esto más allá de ser una normativa en diferentes puntos del país es una recomendación para salvar vidas o disminuir los riesgos.

Un sistema de retención según el peso de los chicos

A la hora de seleccionar un sistema de retención infantil, hay que saber que éstos se clasifican en función de las medidas corporales del niño, siendo el peso el factor fundamental:

  • Para el Grupo 0 y 0+ es recomendable utilizar la butaca de seguridad colocada en la parte trasera del auto en sentido contrario a la marcha.
  • Para el Grupo I y II la butaca puede ir colocada en el mismo sentido a la marcha del automóvil.
  • Para el Grupo III se puede utilizar busters o butacas adaptables en altura y peso.