AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

Docentes se capacitarán sobre el programa fitosanitario del ISCAMEN


En la jornada de mañana se capacitará a más de 900 docentes sobre el “Proyecto Biocontenedores” que tiene como fin concientizar a los alumnos primarios acerca del cuidado del patrimonio agroecológico de la provincia. El proyecto es desarrollado por el Ministerio de Economía a través de ISCAMEN  junto a la Dirección General de Escuelas.

El encuentro a desarrollarse en la Sala Magna del Centro de Congresos y Exposiciones Emilio Civit, desde las 9 , es la primera instancia del proceso que involucrará en el presente año a más de 634 escuelas, entre públicas y privadas, abarcando aproximadamente a 28 mil alumnos de las Regionales Norte, Centro, Este y Sur. A través de la capacitación conjunta con profesionales de la DGE se busca brindar las herramientas necesarias para que el docente desarrolle la propuesta educativa integral dentro del entorno escolar.

El Proyecto, apuntado a niños de sexto grado, permite que los chicos trabajen la problemática de la mosca del Mediterráneo y la importancia de la sanidad vegetal para la producción agrícola local. Este último aspecto es requisito fundamental para la comercialización de los productos agroindustriales en los principales mercados del mundo.

Las acciones articuladas entre la DGE y el ISCAMEN parten prioritariamente de la técnica que emplea la provincia para el control de la mosca del Mediterráneo; la Técnica del Insecto Estéril  que consiste en la liberación de ejemplares machos esterilizados de esta especie, para interrumpir el ciclo biológico de la plaga.

Los “Biocontenedores” son cajas de cartón que contienen pupas o capullos de moscas del Mediterráneo esterilizadas, producidas en la Bioplanta de insectos estériles que la provincia posee en el Departamento de Santa Rosa. Están impresas con información e instrucciones para su utilización y cuentan con una ventana de visualización para que los alumnos realicen un proceso científico de  seguimiento, observación, registro y aprendizaje del ciclo biológico de los insectos. Se trata de material vivo por lo que se necesita una logística de distribución sumamente eficiente

Posteriormente, cuando se produce el nacimiento de las moscas de los frutos, los niños las liberan al medio ambiente como herramienta de control para la plaga y articulación con la comunidad.

La experiencia cuenta con fuerte adhesión en la comunidad educativa. Es innovadora porque a diferencia de los antiguos “insectarios”, permite la manipulación de material biológico, facilita la comprensión del ciclo reproductivo y, fundamentalmente, está abierta al trabajo integrado de diferentes áreas.