25 de septiembre, 21.15 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

El desafío de descansar bien


Conciliar el sueño puede resultar un reto en estos días especiales. Una de las claves es no estar tan pendientes, sino propiciarlo de manera fluida.  

Nuestros tiempos de descanso pueden estar sufriendo algún tipo de alteración. El contexto cambió y cuesta adaptarnos.

Las actividades son diferentes y no tenemos el mismo gasto de energía mental o física que nos lleve rápidamente a un estado de reposo. Pueden aparecer dificultades para conciliar el sueño, como interrupciones en el transcurso de la noche o un despertar en horas muy tempranas sumadas a una cierta inquietud, temores o pensamientos negativos. Todo esto es esperable para la época que estamos viviendo.

Contando ovejas

Es muy común pensar en que debemos dormir y esto suele ser el peor camino. El sueño es un proceso fisiológico y nunca debemos forzarnos a dormir si nuestro cuerpo no quiere.

Reflotando el concepto del reconocido psicólogo Víctor Frankl, la idea sería que, si hay insomnio, no te pases la noche dando vueltas, contando ovejas, moviéndote de un lado a otro para conciliar el sueño. Es preferible levantarse, mantenerse despierto lo más que puedas y con el tiempo te verás cayendo “como una roca” en la cama.

Relajar la mente, cansar el cuerpo

La idea es hacer el clic al encontrar cada uno cómo lograr calidad de sueño. Algunas alternativas para conciliar el descanso son:

  • Desconectar. Cada persona sabe o puede encontrar las actividades que la ayudan. El menú es variadísimo, desde técnicas de relajación y respiración hasta la lectura, música y canto o las tareas manuales. Con solo buscar en internet encontraremos diversidad de herramientas para relajar la mente.
  • Llegar cansados. Desarrollar tareas dentro de casa que insuman un gasto de energía mayor, para que el cuerpo “pida” un descanso reparador. De acuerdo con gustos y necesidades, las opciones van desde tareas domésticas hasta bailar o hacer gimnasia o, por qué no, un partidito de fútbol en el patio.
  • Cenar más temprano. De este modo, la digestión no se superpondrá con el sueño, aunque además podemos cenar liviano.

Fuente: profesionales Dirección de Salud Mental y Adicciones, Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Contacto para gestionar entrevistas: Sebastián Cipriani (área de Comunicación) 4294017 (8 a 16) y 261 4729113.

Clic aquí para ver más noticias sobre coronavirus

Clic aquí para ver los comunicados del Ministerio de Salud

www.mendoza.gov.ar/coronavirus

GALERIA