AGENDA: Este sábado se inauguran las obras en el Parque General San Martín

Manzur: "El trabajo en conjunto dio resultados positivos"


El viernes pasado, se celebró “Mendoza vive”, la fiesta electrónica con producción independiente que se desarrolló en el Auditorio Ángel Bustelo.

El director del Centro de Congresos, Fabián Manzur, señaló que se cumplieron todas las expectativas. Los ministerios de Seguridad, de Salud, los organizadores y el Colegio Profesional de Psicólogos de Mendoza trabajaron en equipo para el normal desarrollo de la fiesta.

Así fue que se garantizó la provisión de agua con un puesto de hidratación gratuito que contó con varios dispensadores. Además, los baños funcionaron correctamente, a lo que se sumaron dos ambulancias permanentes (con dos médicos y dos camilleros) y la adaptación de un ambiente para armar in situ un consultorio médico.

Manzur indico que “el objetivo fue articular todas las operaciones para evitar que ocurran cosas como las que pasaron en Buenos Aires”. Para esto, desde el Ministerio de Seguridad unas de las medidas que se tomaron fue disponer 10 inspectores que controlaron,entre otras cosas, que no se exceda el límite de 1.000 personas.

“Estamos muy contentos porque el trabajo en conjunto dio resultados positivos, sólo hubo un chico atendido por el equipo de salud del lugar debido a los efectos del alcohol”, indicó el director del Centro de Congresos.

Desde el Plan Provincial de Adicciones se trabajó en un material preventivo visual sobre consumos problemáticos, focalizado en brindar información clara y confiable sobre el uso de sustancias de diseño. Los mensajes se centraron básicamente en el autocuidado y el cuidado colectivo.

Se realizaron diferentes consultas al azar a los participantes de la fiesta, quienes manifestaron estar plenamente de acuerdo con el contenido de los mensajes y consideraron que pueden ser de gran utilidad. Los organizadores expresaron su conformidad con el dispositivo utilizado y los contenidos aplicados. También refirieron que van a hacer extensivo este material a otros organizadores. El Colegio de Psicólogos de Mendoza acompañó en los contenidos de los mensajes.

Manzur añadió que “desde la institución pública se involucró a todos los poderes, ya que también se tuvo en cuenta, al tomar estas medidas de precaución, el proyecto de Ley de Diversión Nocturna del diputado Guillermo Pereyra”. En este proyecto se incorporan al control provincial las fiestas privadas y cobran rigurosidad las medidas tendientes a la protección de los jóvenes en espacios abiertos o cerrados de esparcimiento nocturno. También se incluye a los salones de eventos privados para que tengan el debido control de la autoridad de aplicación y se exige a  los empresarios que sean parte de la difusión de distintas campañas de concientización utilizando todos los recursos. Asimismo, es esencial la presencia de un profesional médico durante todo el tiempo que dure la actividad nocturna, cuando la concurrencia supere las dos mil personas, como garantía de inmediatez en la asistencia ante cualquier eventualidad. También se debe  garantizar el suministro de agua potable.

El objetivo de intensificar los controles, tomar precauciones, el aporte que realizaron desde la dirección del Plan provincial de adicciones, el Municipio de Capital y el Colegio Profesional de Psicólogos de Mendoza hizo que todo se desarrollara con normalidad y realmente fue una fiesta.