AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

Emotivo homenaje a Mario Mátar


Poco después de las 7 de la tarde de este sábado, el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, el secretario de Cultura, Diego Gareca, un grupo de funcionarios de la Comuna y de la secretaría, hacedores culturales, amantes del rock y el mismo Mario Mátar pudieron disfrutar de un espectáculo que recorrió las grandes canciones del músico mendocino y parte del rock nacional.

De esta manera, Guaymallén impuso el nombre del destacado músico a su escuela de rock. Este merecido homenaje fue en la sala Tito Francia del espacio Julio Le Parc.

En este reconocimiento a uno de los artistas más respetados y queridos de nuestra provincia, quien fue director artístico de la Escuela de Rock, desde su creación, participaron los alumnos de la institución, quienes interpretaron cuatro canciones, y la Banda de los Profesores, que recreó obras de Mátar.

El artista

Mario Mátar ganó el respeto del público y de sus pares por ser uno de los grandes referentes de la música mendocina. Es dueño de un estilo y una técnica que siempre han sido incomparables.

En su larga carrera musical, con proyección nacional e internacional, integró grupos como Tiempo Después y Altablanca. Este, sin dudas, el más influyente de la historia del rock de Mendoza.

Tuvo momentos cumbres, como cuando en 1984 viajó seis meses a Los Ángeles, donde estudió en el Musicians Institute de Hollywood, con profesores de la talla de Duanne Deyo y Jorge Strums. De allí volvió con una guitarra sintetizada digital con midi marca Roland 707, la primera en el país.

En 1985 se sumó a la banda que acompañaría a Piero en su gran gira de diez meses por Latinoamérica, junto a Los Enanitos Verdes. Y la historia siguió con otro grupo señero: Salsa Blanca, con el que estuvo en Italia por seis meses.

Neptuno Club fue su última banda, aunque también hizo cosas con Zonda Projeckt, además de haber creado la música de numerosas obras de teatro y producido y grabado a diversos solistas y bandas de Mendoza.

Mátar no sólo ha sabido enriquecer el género del rock sino que también ha incursionado en múltiples expresiones artísticas, desde obras de teatro hasta películas.

En 2010, fue distinguido como Ciudadano Ilustre de Godoy Cruz y a fines del año pasado, en el marco de la conmemoración por el Día Internacional de la Música, recibió un reconocimiento por su trayectoria de parte de la Cámara de Senadores de la provincia, la Secretaría de Cultura y SADAIC.

La Escuela de Rock

Unos 800 alumnos, de 8 a 70 años, toman clases en la primera escuela municipal de rock gratuita de Mendoza y la segunda de su tipo en el país. Esta es una iniciativa de la Municipalidad de Guaymallén, que se originó a mediados de 2013.

La institución brinda clases de lunes a viernes y funciona en una casona ubicada en Arístides Villanueva 115 de Guaymallén. Tiene nueve salas en las que se enseña guitarra, bajo, canto, batería, percusión, saxo, teclas, producción de estudio e historia del rock. Actualmente, la escuela es dirigida por el profesor Ricardo Nuarte.

Por ahí han pasado músicos ilustres, como Manuel Wirtz y el Virus Marcelo Moura. Además, los alumnos se han presentado en plazas y fiestas municipales.