Fortalecen el registro del Observatorio de Género


La Dirección de Género y Diversidad (DGD), junto al Equipo del Observatorio del Consejo Nacional de las Mujeres (CNM), realizó una jornada de trabajo con referentes de Áreas Mujer Municipal de la provincia, de la Dirección de Enlace del Ministerio Público y de la Dirección de la Mujer de la Suprema Corte de Mendoza.

La jornada tuvo la metodología de mesa de trabajo, en la cual participaron los distintos organismos que proveen información al Observatorio de Género Provincial para relevar procesos, discutir instrumentos de gestión, identificar obstáculos y necesidades, entre otros.

El encuentro fue presidido por la titular de la DGD, Silvina Anfuso, junto al equipo responsable del Observatorio de Género provincial, integrado por las profesionales Verónica Piñol y Viviana Guardia. La jornada contó con la exposición de Adriana Vicente y Yamila Nadur, integrantes del Observatorio Nacional de Violencia del CNM.

Mendoza creó su observatorio con la finalidad de desarrollar información para el diseño, monitoreo y gestión de políticas públicas con perspectiva de género; transversales a todas las áreas gubernamentales, tendientes a la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres. La creación se efectuó en el marco de la Ley 26485 de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, promulgada en abril de 2009 y reglamentada en 2010.

“En 2016 se realizaron capacitaciones para que todos los puntos de carga de los municipios estén funcionando adecuadamente. Este año vamos a trabajar sobre la validación y cruces de los datos para poder afinar la mirada sobre la violencia de género”, explicó Silvina Anfuso.

Entre los instrumentos que se utilizan, está el Registro Único de Casos (RUC), diseñado e implementado por la DGD para registrar la situación de mujeres que transitan situaciones de violencia doméstica. Los datos obtenidos, informes, estadísticas y casuística son publicados en el sitio www.generoydiversidad.mendoza.gov.ar.

“En lo que va de 2017 hemos llegado a 1.000 casos registrados. Esto nos da cuenta –porque pareciera ser que se incrementa cada vez más la casuística– que hoy tenemos muchos más puntos de carga, lo cual también puede significar que estemos visualizando aún más la problemática de la violencia de género”, detalló Anfuso, y agregó: “En este encuentro buscamos tener una mayor articulación con el CNM para que nuestra base de datos contribuya a la base de datos de nación. Además, queremos sumar los registros de datos que tiene la oficina de la Dirección de la Mujer de la Suprema Corte de la provincia, más el que incipientemente ha comenzado a trabajar el Ministerio Público con la Fiscalía especializada de género, para unificar todas esas bases de datos y así tener una lectura más acertada de la ruta crítica mediante una sólida base de datos que nos permita afinar aún más las políticas públicas”.

Con respecto a la experiencia a nivel nacional, Adriana Vicente, coordinadora del Observatorio Nacional de Violencia contra las Mujeres del CNM, expresó: “Tenemos datos bastante incipientes desde una de las bases fundamentales a las cuales recurrimos, que es la línea 144, que tiene alcance para el todo el territorio nacional. Esto nos da una buena apreciación del panorama referido a la problemática. A partir de esa información, no sólo tenemos los registros estadísticos convencionales referidos a cantidad de llamadas, situaciones específicas, tipos y modalidades de violencia sino que también podemos indagar cuestiones más particulares y complejas de cómo se manifiesta a veces el fenómeno, a qué poblaciones afecta, la situación de niñas y niños, la situación de adultos mayores y los contextos de violencia o situaciones particulares de quienes están transitando la ruta crítica cuando empiezan a denunciar y visibilizarse como víctimas de violencia”.

Finalmente, destacó: “Para mí es muy grato venir a Mendoza. Las expectativas fundamentales son poder intercambiar información, ver los obstáculos que tenemos al trabajar con los datos, darle relevancia a la importancia de tener información desagregada de esta problemática para poder abordarla, brindar asistencia e información e intervenir adecuadamente”.

Sobre el Observatorio de Violencia contra las Mujeres

Es una instancia creada por la Ley 26.485 (artículos 12, 13 y 14) de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”. Está destinado al monitoreo, recolección, producción, registro y sistematización de datos e información sobre la violencia contra las mujeres.

El Consejo Nacional de las Mujeres, a través de la Resolución Nº6 de 2009, creó el Programa de Fortalecimiento Institucional de las Áreas Mujer Provincial y organizaciones de la sociedad civil. Desde entonces se inició un proceso de respaldo para fortalecer las capacidades técnicas y de gestión, que permitió la transferencia de competencias, intercambio de experiencia y sobre todo un conocimiento a nivel nacional de la temática de género y de la asistencia directa a las mujeres que padecen violencia.

A partir del Plan Nacional 2017-2019, el Consejo Nacional de las Mujeres se propone promover la importancia de relevar datos cuantitativos y cualitativos interinstitucionalmente, a través de un Programa de Creación y Consolidación de Observatorios Provinciales y de los sistemas de información en las áreas Mujer provinciales, encaminados al cumplimiento de los objetivos consagrados en el artículo 9º de la Ley 26485.

El programa tiene como objetivos: promover la importancia de disponer de información para la investigación, prevención e intervención en situaciones de violencia contra las mujeres; armonizar criterios para el diseño y aplicación de indicadores para la evaluación de la violencia de género a nivel territorial; armonizar instrumentos de recolección de datos; dotar de herramientas técnicas y de infraestructura a las distintas jurisdicciones y relevar prácticas locales exitosas en cuanto al manejo de la información.

Para cumplir con estos objetivos, el Consejo Nacional de las Mujeres da asistencia técnica para el fortalecimiento de los observatorios creados.