25 de septiembre, 21.15 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Irrigación realiza impermeabilizaciones con material autóctono


Atravesando el cuarto año consecutivo de emergencia hídrica y con el objetivo de optimizar la distribución del agua, incrementar la eficiencia de riego y evitar la pérdida de agua por filtración, el Departamento General de Irrigación, junto a las inspecciones de Cauce, trabajan en métodos alternativos que le permitan impermeabilizar canales realizando una menor inversión y obteniendo mayor rendimiento.

Uno de estos métodos es el “empedrado” realizado en el canal Mosso, de Lunlunta, Maipú. Allí se han revestido hijuelas con piedras de la zona, unidas mediante hormigón, demostrando una alta resistencia a la erosión del agua y a las altas temperaturas.

“Se utilizan piedras del río, que está muy cerca. Es un método muy económico y reduce muchísimo las pérdidas de agua por filtración, y eso es evidente en la cantidad de agua que se eroga y en la calidad, porque llega más limpia. Además, es muy agradable estéticamente. Los regantes de la inspección estaban muy interesados en tener este tipo de obras y están muy conformes con los resultados”, detalla María Emilia Scatolón, Inspectora del Canal Matriz Lunlunta.

Este tipo de obras permiten impermeabilizar la mayor cantidad de kilómetros de canales e hijuelas, a un menor costo, aprovechando recursos autóctonos y obteniendo un aprovechamiento más eficiente del recurso hídrico.

“Además de las piedras, para rellenar y nivelar utilizamos tierra que sacamos de los canales que limpiamos, aprovechando todos los recursos disponibles. Todo esto funciona si hay organización y coordinación, tanto de nuestra parte como de los regantes”, agregó la Inspectora Scatolón.

En este sentido, José Luis Álvarez, superintendente General de Irrigación, manifestó: “Debido al cuarto año consecutivo de emergencia hídrica es indispensable que asumamos el desierto, porque esto nos va a permitir cuidar el oasis en que vivimos. Desde Irrigación lo asumimos a través de nuestro Plan Agua 2020, emprendiendo obras que eleven la eficiencia de la red de distribución, para aprovechar hasta la última gota de agua y seguir contribuyendo al crecimiento productivo de Mendoza”.