Este martes habrá clases con total normalidad

La Biblioteca San Martín festejó sus 197 años


Una de las instituciones culturales más prestigiosas de la provincia cumplió un nuevo aniversario y reconoció a socios destacados.

Quienes, desde hace muchos años, asisten diariamente y comparten los servicios y actividades que se brindan en la Biblioteca San Martín tuvieron un festejo especial.

Como parte de los festejos por los 197 años de la Biblioteca más importante de la región, el director de Actividades Artísticas, Héctor Rosas y su coordinadora, Marta Babillón, entregaron un obsequio a socios que comparten el día a día de esta verdadera casa de la Cultura.

Los destacados fueron Andrés Abraham, Patricia Barrios, Miguel Bazán, Mabel Canals, Aldo Cassola, Pablo Ciullini, Celeste Culletón, Beatriz Germano, Héctor Giménez, Susana Gómez, Alejandro Gorraiz, Rubén Lloveras, Jorge Oviedo, Pablo Salinas y Silvano Vestruchi, hombres y mujeres reconocidos por su amor a la literatura y, en especial, a la Biblioteca.

La celebración estuvo acompañada por el grupo de narración oral A puro cuento, que junto con el personal bibliotecario y amigos de la institución, compartió el festejo.

Los custodios de la Biblioteca San Martín

Desde la coordinación de la institución de la Alameda se quiso festejar el 197º aniversario rescatando el cariño y el respeto de hombres y mujeres que eligen a diario este espacio. Como los libros, cada uno guarda una historia de pasión, compromiso, ciencia, investigación, curiosidad, respeto y afecto.

Andrés Abraham es profesor de Historia, pronto a conseguir el doctorado, con un increíble manejo de los documentos y sofisticado recurso técnico-informático para capturar artículos. Muestra mucha dedicación y esmero en su profesión, desde el origen de los diarios y revistas, valiosísimos para sus teorías. Actualmente, se desempeña como docente del nivel medio y miembro del Conicet Mendoza.

Desde hace muchos años, Andrea Barrio es asidua visitante de la Hemeroteca, muy respetuosa del material que consulta (diarios, revistas, boletines, estadísticas). Es escritora; ensayista; historiadora; profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo e investigadora, con más de 40 años de trayectoria en el Conicet.

Miguel Bazán visita la Biblioteca, a diario, desde hace una década. Juega al ajedrez por internet y participa en los encuentros realizados en la institución. Don Miguel considera a la Biblioteca como su segunda casa y no han faltado ocasiones en la que manifestara que se entristece cuando está cerrada.

Mabel Canals recorre asiduamente las salas de la institución, desde hace diez años. Lleva muchos libros, de todos los géneros, pero preferentemente novelas.

Aldo Cassola es un socio reciente, pero su participación ha sido ejemplar. Su concurrencia es muy reciente y cumple debidamente con los plazos de devolución del material bibliográfico.

Pablo Ciullini es otro asiduo consultor de Hemeroteca Mayor, que se destaca por su respeto hacia el material de consulta y el personal.

Desde muy pequeña, Celeste Culletón disfruta de la Biblioteca infantil. En estos años, quienes trabajan entre sus muros la han visto crecer, tiene gustos muy definidos y se muestra educada y responsable.

Beatriz Germano es socia desde hace más de diez años. Lee preferentemente novelas de suspenso y se destaca por el cuidado de los libros y su trato amable.

Hector Giménez es un socio que lleva varios años asistiendo a este lugar, destacando un verdadero empeño como investigador en todo lo que hace al estudio de la Gesta Sanmartiniana.

Susana Gómez es una socia asidua, que siempre regala una sonrisa. El personal de la Biblioteca destaca que, con ella, cada conversación es un aprendizaje. Es referente literaria para el resto de los socios, con excelentes devoluciones.

Alejandro Gorraiz es un socio reciente, con asistencia frecuente, que se destaca por su respeto al personal de esta Biblioteca y su puntualidad en la devolución de libros.

A través de Rubén Lloveras, la institución agradeció y saludó a todos los usuarios de la Biblioteca de Autores Locales, por el uso del acervo bibliográfico, no sólo con fines recreativos, sino –sobre todo en su caso- investigativos, desarrollando proyectos que, con el tiempo, se ven plasmados en publicaciones, que ya son parte de nuestro fondo patrimonial. Gracias a sus aportes, quedan a disposición de la sociedad mendocina grandes historias rescatadas y perpetuadas en sus páginas.

Por su parte, Jorge Oviedo, escritor, periodista, ex director del diario Los Andes, autor de varios fascículos, artículos de relevancia, libros, ensayos y varios trabajos literarios en laboratorio, demuestra fina pasión por la Hemeroteca, que le ha brindado tanta información y datos a todos sus trabajos. Además de tener un gran manejo del contenido de diarios es un verdadero “amigo inolvidable”.

Pablo Salinas es la compañía diaria para quienes trabajan en la Biblioteca San Martín. Se lo puede ver en cualquiera de las salas, siempre dibujando genialidades. No sólo lleva material, también participa en los talleres de folclore, tango, ajedrez y ahora se ha sumado al grupo de los Confines, para conocer más sobre Liliana Bodoc.

Don Silvano Vestruchi es socio desde hace más de 26 años. Muy respetuoso y puntual a la hora de la devolución de libros, lee sobre cultura general, filosofía, historia y novelas.

Historias que se entretejen y se retroalimentan con las de las páginas que guarda la Biblioteca, la misma que fundó el Libertador, la que esconde joyas, la que durante años pareció olvidada y hoy, con casi 200 años, está llena de la vida que sólo el amor por los libros puede dar.

GALERIA