AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

La DGE capacitó a docentes en la manipulación responsable de alimentos


La Dirección de Educación Técnica y Trabajo de la Dirección General de Escuelas (DGE) organizó en conjunto con el Departamento de Higiene de los Alimentos del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza la capacitación sobre Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) en alimentos, dirigida a docentes y alumnos de los Centros de Capacitación para el Trabajo, con formación en gastronomía.

En la capacitación participaron más de 120 alumnos y docentes de los CCT de Ciudad, Godoy Cruz, Maipú y Las Heras. Se abordó la reglamentación y legislación nacional, clasificación de los alimentos, fundamentos para la preparación de alimentos sanitariamente seguros, entre otros.

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) son una serie de acciones y procedimientos incluidos en el código de alimentos argentinos y que son una herramienta clave para lograr la inocuidad de los alimentos. La capacitación fue dictada por el jefe del departamento de Higiene de los Alimentos, el bromatólogo Daniel Rabino, quien compartió sus conocimientos técnicos y su experiencia.

“La intoxicación alimentaria es un problema detectado y cuantificado por la salud pública como epidemia. La falta de cuidado en la preparación y manipulación de los alimentos, por desidia o ignorancia, hace que el mayor número de casos provenga de los hogares”, explicó. “Es por eso que toma una alta relevancia el conocimiento técnico sobre las buenas prácticas de manipulación de manufactura de alimentos para aquellos que se preparan para desarrollar sus actividades laborales y comerciales en el ámbito de la gastronomía,” remarcó Rabino. Asimismo, destacó que “la inocuidad de los alimentos es una responsabilidad compartida entre todos los que componen la cadena agroalimentaria, entre los que se incluye a los manipuladores finales. Es necesario remarcar que el estado nutricional, la salud y las facultades físicas y mentales de cada individuo dependen en gran medida de los alimentos que consumen de cómo lo hacen”.

El director de Educación Técnica y Trabajo, Néstor Américo, agradeció la participación de Rabino y el compromiso y responsabilidad de los docentes y alumnos en un tema tan sensible como el de la inocuidad alimentaria. “Más allá de la formación, los centros cuentan con la atención y preocupación permanente de directivos y docentes para hacer de la inocuidad alimentaria un tema central de los aprendizajes de los alumnos”.

Las actividades se desarrollaron en las instalaciones del Instituto de Docencia, Investigación y Capacitación Laboral de la Sanidad, que depende de la Filial Mendoza de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA).