AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

La DGE participó en el XIV Congreso Nacional de Profesores de Francés


En el marco del XIV Congreso Nacional de Profesores de Francés, que concluyó este martes en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo, la Dirección General de Escuelas (DGE) tuvo una activa participación en las dos mesas de políticas lingüísticas.

La Primera Mesa de Políticas Lingüísticas tuvo como lema “Las políticas lingüísticas en la práctica: desafíos y logros en Argentina”. La siguente, trató sobre “El francés en las políticas lingüísticas actuales”.

En ambas participó María Julia Amadeo, directora de Planificación de la Calidad Educativa de DGE. También estuvieron Gustavo Zonana, vicedecano de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; Patricia Acosta, secretaria de Políticas Lingüísticas de la Facultad de Filosofía y Letras; Liria Puch, directora de la Escuela Normal Nº 1 de Rosario; Cristina Banfi, directora de Lenguas Extranjeras del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires; Bruno Simonin, director general de la Alianza Francesa de Buenos Aires y delegado general de la Fundación Alianza Francesa en Argentina; Emmanuel Bécquart, integrante de la Cooperación Universitaria de la Embajada de Francia, y Sophie Lacroix, del Ministerio de Educación Nacional de Canadá, entre otros.

En la segunda jornada se hizo hincapié, de manera más concreta, en cómo aparece la política lingüística en las escuelas de Mendoza, y la situación de las lenguas, en especial del idioma francés, en cuanto a las problemáticas, proyectos y experiencias innovadoras. Además, se trató el lugar de las lenguas extranjeras y, en particular, del francés en la futura Ley de Educación Nacional, cuyo proyecto se encuentra por tratarse en la Cámara de Diputados de la Nación.

Cabe destacar que la cooperación lingüística resulta esencial para Francia en el ámbito de sus relaciones bilaterales con Argentina. En julio de 2016, Mendoza rubricó un ambicioso acuerdo de cooperación para la promoción y el desarrollo de la lengua francesa, la segunda más estudiada del mundo. Estos esfuerzos coinciden con una voluntad de estrechar los lazos entre las universidades de ambos países y una creciente movilidad estudiantil y docente apoyada con programas de becas entre Francia y Argentina.