Este sábado se inauguran las obras en el Parque General San Martín

La DGE ya recibió más de mil proyectos de "Mendoza Educa"


A principios de julio, el gobierno escolar presentó el programa “Mendoza Educa”, un plan operativo anual que busca garantizar la mejora en la calidad educativa y la promoción de derechos de todos los alumnos en sus distintos niveles y modalidades.

Con una inversión que supera los 64 millones de pesos, los proyectos de “Mendoza Educa” serán  financiados con fondos nacionales para el mejoramiento de la calidad educativa y la gestión institucional y se implementan a partir del segundo semestre de 2016.

La subsecretaria de Planificación de  la Calidad Educativa, Emma Cunietti, destacó el número de proyectos que se han presentado hasta el momento, cantidad que refleja el interés que ha despertado el programa en los centros educativos de la provincia. 

“Las instituciones elaboraron su propio proyecto a partir de su contexto y realidad social. Por ejemplo, algunas escuelas albergues han solicitado fondos para elaborado proyectos para realizar su propia granja o huerta, donde los alumnos adquirirán conocimientos técnicos que podrán compartir con sus familias”,  señaló.

La funcionaria explicó que los primeros mil trabajos corresponden a los niveles educativos Inicial, Primaria y Jóvenes y Adultos. Resta contabilizar los proyectos de Secundaria que la DGE está analizando.

“Esto nos permite garantizar que en agosto va a llegar la primera transferencia de fondos para acompañar la escolaridad de los estudiantes”, dijo Cunietti.

Mendoza Educa

Para mejorar la calidad educativa, a través del programa Mendoza Educa, la Dirección General de Escuelas unificó líneas de financiamiento para implementar proyectos descentralizados destinados a todos los niveles y modalidades del sistema educativo.

Cada director es responsable de la planificación, ejecución y rendición del proyecto, que tiene como fin fortalecer la calidad educativa y garantizar el derecho a la educación de todos los alumnos de Mendoza.

Cada comunidad educativa elaboró el proyecto a partir de un análisis de sus propios  indicadores, como  tasa de escolaridad, ausentismo, promoción, abandono, repitencia y egreso.

Los proyectos de cada escuela son evaluados en primera instancia por los supervisores seccionales o zonales y sus equipos técnicos.