02 de abril, 21 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

La Fiesta de la Vendimia, parte de nuestra tradición


Inspiradas en celebraciones ancestrales, fue el gobernador Guillermo Cano quien adoptó una idea, que ahora es parte de nuestra identidad.

La Fiesta de la Vendimia es un homenaje al trabajo de hombres y mujeres de la tierra mendocina y con los años, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos y culturales de nuestra provincia. Motor de empleo para miles de artistas, técnicos, prestadores de servicios, comerciantes y demás sectores, de manera directa e indirecta, esta celebración única en el mundo se ha consolidado como una verdadera vidriera, por la que el mundo entero nos mira.

Desde 1936, la Fiesta de la Vendimia celebra la uva transformada en vino, a través del esfuerzo de los productores. Es una de las fiestas argentinas reconocidas a nivel internacional y nacional, que celebra el cultivo, la cosecha, la producción y la transformación de la uva al vino, gracias al trabajo de los viñateros. Es la imagen de la esencia del trabajo mendocino y ha ido recibiendo, con el tiempo, el sentir del hombre por su tierra y la emoción de obtener sus frutos.

Fue en 1913, el 11 de abril, que se marcó el primer antecedente de la Fiesta, cuando, en el marco de un congreso de la industria y el comercio, se decidió finalizar con el desfile de vendimiadores y carrozas. Fue un tren decorado con vides, que recorrió varias zonas de viñedos y bodegas.

Y es así que la primera fiesta fue en abril, oportunidad en la que se realizó el primer desfile de carruajes. Pero hubo un largo periodo de 33 años en que no se realizó esta actividad. En 1936, Guillermo Cano y Frank Romero Day lograron que un decreto provincial institucionalizara la primera Fiesta de la Vendimia. La primera gran celebración albergó a 25.000 personas y se consagró como primera Reina de la Vendimia a Delia Larrive Escudero, quien supo representar el departamento de Godoy Cruz.

Ya en 1937, se llamó a concurso para llevar a cabo la tradicional marcha de la Vendimia. Recibió el primer premio Ernesto Fluixá y se da inicio al diseño de carros alegóricos, que desfilan por las calles del parque General San Martín. Por primera vez, se cobra entrada para asistir al espectáculo y se lanzan al cielo centenares de fuegos de artificio. El espectáculo central y el carrusel se unieron con un desfile de góndolas en el Lago del Parque y resultó electa Elia Rico, como segunda soberana vendimial.

1939 fue un año de grandes innovaciones: se realizó por primera vez la Bendición de los Frutos, utilizando el Parque como escenario y la elección y coronación de la reina pasa a ser una instancia que cierra la noche. Por primera vez, se hace en la Ciudad de Mendoza, el Carrusel. Con el título de Corso de los Carros Alegóricos, nació lo que se conocerá como Vía Blanca de las Reinas. Se completan los símbolos litúrgicos con la imagen Virgen de la Carrodilla (Patrona de los viñedos).

En 1940, se instaló un escenario flotante en el Lago del Parque General San Martín, con la presentación de 250 artistas. Luego de los actos, los organizadores ven la necesidad de mayor espacio para albergar al público, que aumentaba sin cesar y la incorporación de luces, como toque especial de atracción.

En 1943, se decidió el retorno del escenario a la rotonda del Parque San Martín, para ofrecer la primera trama argumental de la historia vendimial. En el ‘44, se adoptó una marcha oficial. La elegida es Canto a Mendoza, cuya primera grabación fue realizada por Francisco Canaro, con la voz de Hugo del Carril.

Pero ya en el ‘63, la Fiesta adquiere su escenario definitivo: ocupa el Teatro Griego Frank Romero Day y de esa forma, se inicia la expansión hacia los cerros para los espectáculos de luz y sonido.

Esta fiesta fue creciendo en forma y contenido, en todos sus aspectos donde se suma la elección de la Reina Nacional de la Vendimia convirtiéndola en embajadora del vino, con el objetivo de representar a Mendoza en el mundo.

Es un evento que se realiza todos los años en la Provincia de Mendoza, convirtiéndola así en una de las festividades más importantes que convoca a mendocinos y turistas.

GALERIA