Este sábado se inauguran las obras en el Parque General San Martín

LA VÍA BLANCA DE LAS REINAS ILUMINARÁ NUEVAMENTE LA CIUDAD ESTE VIERNES


La Secretaría de Cultura de la Provincia y la Unidad Bicentenario de la Presidencia de la Nación anunciaron que en el próximo viernes, a partir de las 21.30, en las calles céntricas de la ciudad de Mendoza se llevará a cabo la Vía Blanca de las Reinas, donde desfilarán los distintos carros especialmente ornamentados y precedidos por las soberanas vendimiales.  

Así, se vivirá una noche donde el brillo, la luz y la música le darán a esa celebración vendimial un toque especial y característico. Como todos los años, estarán presentes la Reina y la Virreina nacionales de la Vendimia, acompañadas por la anfitriona de Ciudad y las 17 candidatas departamentales al cetro nacional. Cada una de éstas desfilará en el carro correspondiente a su departamento.

En la edición 2010, y en el año del Bicentenario de la Revolución de Mayo, nuevamente nuestra identidad y nuestro arte popular tomarán las calles de la ciudad, donde miles de mendocinos y turistas serán partícipes de esa noche.

El recorrido de la Vía Blanca se inicia en la intersección de las calles Colón y San Martín; los carros y sus reinas desfilan por la avenida San Martín hasta Las Heras, y continúan el recorrido hacia la plaza Independencia por la calle Chile, para finalizar en las calles Sarmiento y Belgrano de Ciudad.

Haciendo historia

Este tradicional desfile de carruajes y reinas departamentales, previo a la noche de la elección, surgió en 1939. La Fiesta acrecentó su programa de actos, sumando un desfile nocturno con carros y candidatas departamentales que se llamó Corso de Fantasía de la Avenida San Martín, y que funcionó como antesala de la elección de la Reina Nacional.

El colorido desfile de ese año contó con la presencia de las mismas carrozas del Carrusel, pero adornadas con papel picado y serpentinas, más cercanas al espíritu carnavalesco que a los festejos vendimiales.

Es por eso que, en 1940, los organizadores decidieron otorgarle una característica diferencial. Al ser un desfile nocturno, se estipuló que los carros debían ser iluminados con luces blancas. Así nació la denominación Vía Blanca.

Año a año fue ganando el reconocimiento del público, hasta convertirse en uno de los momentos más esperados de la Fiesta de la Vendimia.