25 de septiembre, 21.15 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Prevención de accidentes domésticos en tiempos de cuarentena


El fuego y el alcohol, la piel y la lavandina. Las ollas y las quemaduras. El agua, el aire puro y el monóxido de carbono.

Los chicos y los grandes, todos estamos en casa, todo el día. Nos lavamos las manos, cocinamos, jugamos, estudiamos, limpiamos, ordenamos y desinfectamos. Junto a la necesidad de cuidarnos permaneciendo en cuarentena, existe otra: cuidarnos de los accidentes domésticos.

Hay consejos y sugerencias para todas las edades y aunque la mayoría son de sentido común, resulta oportuno recordarlas hoy, cuando la vivienda es nuestro verdadero refugio.

  • Alcohol lejos del fuego. Para desinfectar picaportes, controles remotos, llaves y otros objetos hace falta alcohol diluido (70% de alcohol y 30% de agua). Cuidado porque es combustible y por eso es muy riesgoso usarlo en la cocina o cerca de las estufas.
  • Cuidá la piel. El exceso de lavandina, jabones y alcohol pueden causarnos dermatitis. Ayuda tanto el uso de guantes para limpiar y desinfectar como una crema nutritiva o humectante, al menos una vez por día.
  • Cada cosa en su lugar. La lavandina y otros productos de limpieza siempre deben estar fuera del alcance de los niños y nunca en botellas de jugos o gaseosas.
  • Ollas y sartenes. Es más prudente usar las hornallas de atrás y siempre con los mangos hacia adentro. Evitá las corrientes de aire sobre las hornallas encendidas, porque pueden apagar las llamas dejando salir el gas. Cerrá la llave de paso de gas si no estás usando ningún artefacto y alejar a los niños de la cocina mientras se prepara la comida. Otras precauciones: cubrir el horno con un trapo, repasador, no dejar recipientes calientes expuestos sino hacia adentro de las mesadas o centro de la mesa, utilizar individuales no manteles, manipular con cuidado productos peligrosos y utilizar protectores para los enchufes.
  • Mascotas. Conviene mantener a los animales lejos de las mesas, camas y habitaciones donde se duerme.
  • ¡Ay, cómo quema! Para que una lesión por quemadura no avance, se recomienda aplicar agua fría de la canilla sobre la quemadura por lo menos 10 minutos y cubrir con apósito estéril. Si la ropa está pegada a la piel, hay que mojar pero no retirar y consultar al servicio de emergencias. No es recomendable colocar aceites, dentífrico, ni hielo.
  • Enchufes tapados. Si hay pequeños en la casa, los enchufes deberían estar tapados y ante quemaduras eléctricas cortar la electricidad o retirarlo a través de un objeto no metálico. Si está inconsciente y con signos de paro cardiorrespiratorio se deberá realizar reanimación cardiopulmonar.
  • Monóxido de carbono. Es vital controlar estufas con gasistas matriculados, ventilar los ambientes y apagar los artefactos antes de ir a dormir. Hay algunas señales que pueden hacer sospechar la presencia del monóxido de carbono en el ambiente, como la llama de color amarillo o naranja en lugar de la azul normal. Esto es producto del carbono libre en estado de incandescencia y la aparición de manchas, suciedad o decoloración de los artefactos en sus conductos de evacuación o alrededor de ellos. Ante síntomas de intoxicación llamar al 911 y concurrir al centro asistencial más cercano.

Aire puro

Ventilar mucho y no fumar adentro de ambientes cerrados. El humo y las cenizas presentes en el aire interior y exterior de la casa pueden causar problemas respiratorios.

También los hongos, que viven en lugares húmedos y poco ventilados, favorecen y empeoran los problemas respiratorios. Para evitarlos, todos (y en especial los chicos) necesitamos respirar aire puro. Con respecto a esto, tomá precauciones:

  • Limpiá los muebles y el piso con trapo húmedo. Si el piso es de tierra, rocialo con agua antes de barrer. Abrí las ventanas durante un rato todos los días (por más que haga frío) para que entren el aire y sol.
  • No pongas fogones, estufas, braseros ni cocinas de leña dentro del cuarto donde se duerme. Nunca los enciendas ni los apagues adentro de la casa.
  • No hagas fogatas ni quemas al aire libre. Sobre todo, de restos de goma, plásticos o materiales pintados.
  • Agua potable. Usala para consumo y limpieza de la vajilla agua potable de red. Si no hay o existen dudas sobre su calidad, tratala con alguno de estos métodos:
    • Hervirla entre 2 y 3 minutos, y dejarla enfriar tapada.
    • Agregarle 2 gotas de lavandina por litro y dejar pasar, como mínimo, media hora antes de usarla.

Agradecimiento: Dra. Ana Houdek, médica pediatra de Atención Primaria del Ministerio de Salud de Mendoza e integrante del Comité de Prevención de Lesiones de la Sociedad Argentina de Pediatría.

 

GALERIA

Clic aquí para ver más noticias sobre coronavirus

Clic aquí para ver los comunicados del Ministerio de Salud

www.mendoza.gov.ar/coronavirus