AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

Marinelli y representantes del INTA se reunieron en la sede central del organismo del agua


Tanto el Departamento General de Irrigación como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) tienen la ventaja de contar con un gran despliegue territorial. Lo que ha motivado que ambos organismos mantengan un convenio marco de cooperación, hayan agregado con el tiempo dos acuerdos específicos y este miércoles analizaran la posibilidad de un tercero.

Esto fue durante una reunión que hubo en la sede central de Irrigación. El superintendente, Sergio Marinelli, y el titular de la Secretaría de Gestión Hídrica, Fernando Gomensoro, recibieron a Javier Vitale (Centro Regional Mendoza-San Juan), responsable de Prospectiva Hídrica; Fabián Tozzi, director de la Estación Experimental Junín; Hernán Vila, director de la Estación Experimental Mendoza; y Roberto Pizzolato, director de la Estación Experimental La Consulta.

El convenio marco es de cooperación técnica y de recursos para el desarrollo de líneas de investigación, proyectos de intervención y desarrollo.

El primero de los acuerdos específicos es de Prospectiva Hídrica, e incluye el desarrollo de un estudio en la cuenca del Río Tunuyán Superior hasta el 2030.

En éste trabajo, además del INTA y el DGI, intervienen el Instituto Nacional del Agua (INA) y la Universidad Nacional de Cuyo por medio de sus facultades de Ciencias Agrarias, Ciencias Económicas y Ciencias Políticas.

El objetivo es, según Javier Vitale, “construir escenarios hídricos de la cuenca al 2030, teniendo en cuenta los cambios en la oferta y la demanda del recurso hídrico, a fin de constribuir a una gestión integral del agua”.

El segundo convenio se extiende a la Dirección General de Escuelas, porque se  denomina “Huertas Saludables” y éstas se instalan en establecimientos educativos, donde el INTA junto a Irrigación hacen el acompañamiento técnico.

Y por último, en la reunión de hoy el INTA invitó a Irrigación a rubricar un tercer acuerdo y de esa manera integrar la Unidad Mixta para el Desarrollo y la Sustentabilidad del Sistema Agroalimentario Regional.

Esto, haciendo foco en los territorios interfaz (o sea, que no son ni urbanos ni rurales), urbanos, rurales, y oasis secano.

El objetivo de esta Unidad es formar una plataforma interinstitucional para la comprensión de procesos de transformación territorial, y su incidencia en la evolución futura.