10 de julio, 20.10 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Más de 500 personas pasaron por el Programa Mayor Respiro


 

Estos grupos de apoyo destinados a la contención de familiares cuidadores de adultos mayores con demencia, cerró su ciclo 2019.

La Dirección Atención de Adultos Mayores a través de su Programa de Prevención y Asistencia brindó la última charla del año del Programa Mayor Respiro.

Esta iniciativa, que se gestó en 2017, tiene como finalidad visibilizar la demencia como problemática propia del envejecimiento poblacional, para lograr que sea considerada una prioridad de la salud pública. De manera tal que se diseñaron instrumentos de abordaje, para intervenir en las necesidades socio-sanitarias de la población adulta mayor con demencia y su contexto.

“En nuestro país el 50% de las personas que tienen más de 80 años, tienen algún deterioro cognitivo como demencia. Cada vez hay más y sin embargo es una problemática que está invisibilizada. Por este motivo ideamos este Programa, ya que apuntamos a los familiares que los cuidan, y que suelen tener muchos problemas de salud o psicológicos”, manifestó Aldo Sáez, director de Atención a los Adultos Mayores.

La propuesta está destinada al abordaje de las personas con demencia y de sus familiares, a quienes se les brinda asesoramiento institucional e interdisciplinario.

Así, los asistentes compartieron emociones y dificultades para entrenar técnicas de reducción y enfrentamiento de la sobrecarga que reciben. Los familiares, además, pudieron adquirir habilidades para intervenir exitosamente en el incremento de la dependencia que el adulto mayor cursa con la enfermedad. Participaron más de 500 personas.

En este cierre de ciclo, la terapista ocupacional y especialista en Gerontología, Delia Dotto disertó sobre las intervenciones, desde la terapia ocupacional, en casos de personas con demencia. La profesional habló sobre la importancia de que las personas con esta enfermedad puedan desempeñarse en sus actividades cotidianas, con la mayor independencia, libertad y autonomía posible.

En este ciclo de charlas, en el que expusieron profesionales destacados y especializados en la materia, abordaron aspectos médicos, sociales, psicológicos y nutricionales, e hicieron hincapié en el vínculo de la persona mayor con su familiar. Cabe destacar que este Programa fue reconocido de interés provincial por la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia y además, PAMI lo ha tomado como propio y lo ha implementado en otros sitios de Mendoza.

“Nosotros creemos que el abordaje a la persona con demencia tiene que ser interdisciplinario, por eso nos encargamos de todos los aspectos de la demencia, no solamente el social, sino el médico, el psicológico y lo terapéutico ocupacional. Durante el año la convocatoria nos ha desbordado. Esta vez nos focalizamos en fortalecer a las personas que ya eran parte de los grupos terapéuticos y fue un éxito”, finalizó el funcionario.

Ejes del acompañamiento

Aspectos psicosociales del familiar cuidador. Reencuentro con la individualidad. Conociendo al Adulto mayor: atención de su salud. Autonomía del adulto mayor. Herramientas para su movilización y cuidado del cuerpo en el familiar cuidador. Nutrición en el adulto mayor con demencia. Contexto familiar y organización. ¿Con quién cuento? Recursos de la red familiar, social y vecinal. Redes institucionales. Introducción a las conductas de autocuidado en el cuidador. Trabajo sobre la culpa, los límites y el uso de los recursos sociales, familiares y vecinales. Refuerzo de las conductas de autocuidado en el cuidador. Actividades recreativas e intelectuales. Tiempo libre. Creación del espacio propio. Apertura hacia el mundo rompiendo con el aislamiento del cuidador. Reflexión sobre quién soy. Conclusiones del grupo de apoyo.

Acerca de la demencia

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe sobre demencia destacó su prioridad en la salud pública, el propósito de crear conciencia y articular para su prevención.

La demencia se presenta debido a una enfermedad del cerebro, de naturaleza crónica y progresiva, caracterizado por un déficit cognitivo que afecta la capacidad para desarrollar las actividades de la vida diaria de quien lo padece. Puede afectar a hombres y mujeres de cualquier condición social y, sin duda, también al contexto familiar y social, para lo cual es necesario un abordaje profesional interdisciplinario.

GALERIA