06 de julio, 20 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Atención de pacientes en terapia kinésica ambulatoria

Se realiza a cuenta de que hay pacientes que sufren afecciones crónicas que deben continuar con su terapia kinésica motora, respiratoria, etc.

Las siguientes recomendaciones corresponden al contexto actual (07/05/2020) de la Provincia de Mendoza donde se considera que no hay circulación viral sostenida de SARS-Cov2.

Debido a que la situación epidemiológica es dinámica, las recomendaciones siguientes se deben actualizar según la evolución local de la pandemia.

Objetivos
1. Organizar la actividad del consultorio de kinesiología y la atención kinésica en domicilio, desarrollando un plan de atención frente a la pandemia de COVID-19.

2. Asegurar la atención kinésica del paciente minimizando en cualquiera de las situaciones los riesgos de contagio tanto de los pacientes como del personal.

3. Reforzar el programa de desinfección en todas las áreas de trabajo

Alcances
Para todo el personal implicado en la atención del paciente domiciliario y del área de consultorios de kinesiología (profesionales, empleados, personal de limpieza, etc.)

Organización de la atención:

  • La atención será en todos los casos con turnos previos tanto para el domicilio como para el consultorio.
  • Se deberá organizar diferentes días de atención para aquellos pacientes que necesiten kinesiología respiratoria de los que necesiten otro tipo de terapia kinésica (por ejemplo motora).
  • Se realizará triage telefónico en busca de síntomas comprendidos en la definición de casos según la Guía Técnica de la Provincia de Mendoza para el Manejo de la enfermedad por nuevo coronavirus COVID-19, publicada en la página web del Ministerio de Salud desarrollo y Deporte de la Provincia de Mendoza.
  • Si el paciente reúne criterios de caso sospechoso deberá activarse el protocolo correspondiente.
  • Los pacientes citados a consultorio deben cumplir estrictamente el horario estipulado, para evitar su permanencia en sala de espera junto a otros pacientes. Se recomienda citar un paciente por hora.
  • Se dispondrá que el paciente permanezca sin acompañantes en su sesión, exceptuando los pacientes con  discapacidad.
  • En caso de atención en consultorio se minimizará el tiempo de ejercitación en el establecimiento, y se suplirá con recomendaciones impresas, para completar la ejercitación en su domicilio.
  • Se colocará en la puerta de entrada del área de kinesiología un cartel que diga: si Usted presenta TOS, FIEBRE DOLOR DE GARGANTA avise en recepción.
  • Se deberán colocar tanto en la sala de espera como en el consultorio dispenser de alcohol en gel o pulverizadores con alcohol a 70%.
  • Se extremará el orden y la limpieza, sobre todo en superficies con alto riesgo de contacto (picaportes, utensilios, camillas, mesadas).
  • Se utilizarán cubre camillas sobre las camillas, las cuales serán cambiadas entre pacientes y se lavarán al finalizar cada jornada.
  • La desinfección de las camillas será realizada con pulverizador en forma directa sobre la cuerina.
  • Los equipos de trabajo deberán usarse solo por una persona, no compartirlos y además deben higienizarse antes y después de utilizarlos.
  • Se fortalecerá el programa de limpieza con agua y detergente habitual y desinfección con lavandina diluida en agua (1/10) de pisos, camillas, mesadas, elementos de rehabilitación, utensilios, elementos de gimnasio y equipos de gabinetes.
  • Se ventilarán los ambientes con regularidad para asegurar el recambio de aire.

Cuidados del profesional durante la atención de los pacientes:

  • El profesional debe ingresar al área de trabajo o al domicilio del paciente con su vestimenta de calle.
  • En el ámbito de trabajo deberá colocarse el equipo de protección estándar que consiste en un ambo, el que deberá retirar al finalizar su tarea, guantes, protección ocular si corresponde, barbijo quirúrgico y camisolín que cambiará entre paciente y paciente.
  • El ambo deberá ser llevado en bolsa cerrada para lavar en su domicilio.
  • La higiene de manos se debe realizar en forma frecuente y fundamentalmente antes de iniciar el trabajo con el paciente, y al finalizar el trabajo con el paciente y al retirarse el equipo de protección personal.