Recomendaciones para conducir en la montaña


La montaña siempre es un atractivo para los turistas como para los mendocinos. Por ello, Defensa Civil recuerda algunas recomendaciones para transitar de manera segura por las rutas con ascensos, descensos y curvas intermitentes. Además, se debe tener precaución en la Ruta 7, por la intensa circulación de trasportes de carga.

Una de las primeras condiciones que se debe tener en cuenta es el clima, ya que en la montaña se presentan microclimas con vientos, nevadas y lluvias que difieren del llano, por lo que es necesario informarse de la situación antes de subir al vehículo.

También es necesario el óptimo funcionamiento del rodado, tanto del motor como de las medias de seguridad: frenos, neumáticos, cinturones de seguridad y luces.

Para garantizar que el viaje sea placentero, llenar el tanque con combustible y llevar todos los elementos necesarios para los ocupantes, como botiquín de primeros auxilios, abrigos extra, alimentos no perecederos, agua fría y caliente y remedios de uso permanente. Es necesario tener en cuenta que

En pendientes y curvas

  • Se debe dar prioridad al conductor que circula en dirección ascendente.
  • Ante descensos pronunciados, no utilizar el freno sino que es preferible utilizar la primera o segunda velocidad de la palanca de cambio, si la situación lo requiere (como sería el caso de la zona de los caracoles).
  • Nunca usar el punto muerto, ya que favorece la velocidad del vehículo.
  • Para llamar la atención: durante el día utilizar la bocina y durante la noche, realizar cambios de luces. Estas alternativas se recomiendan en curvas y lomas que impidan la visibilidad.
  • En caso de tener que detener el vehículo, hacerlo lo más lejos que se pueda de la banquina.
  • No debe detenerse en curvas, en lugares con escasa visibilidad o que interrumpan la circulación.
  • Si el vehículo está estacionado en una pendiente, debe dejar el cambio colocado, el freno de mano levantado y piedras en las ruedas traseras que funcionen como cuñas.

Debido a que la Ruta 7 es un corredor de tránsito internacional, circulan muchos camiones, por lo que se deben extremar las precauciones.

En el caso de querer pasar a un camión que circula a baja velocidad:

  • Tener buena visibilidad y verificar que no circula nadie sobre la mano contraria.
  • Si el chofer del rodado pesado coloca el guiñe o luz de giro a la derecha, significa que hará una maniobra en ese sentido: doblar o detenerse en la banquina.
  • En el caso de que el chofer coloque el guiñe de la izquierda, está indicando que puede pasarlo, ya que no percibe vehículos que circulen de frente.

Manejar con viento, lluvia o ripio

En varios tramos de la ruta se pueden presentar distintas circunstancias climáticas, como viento y/o lluvia, por lo que se recomienda:

  • Antes de salir a manejar, consultar el estado del clima con el Servicio Meteorológico Nacional: http://www.smn.gov.ar
  • Ante la posibilidad de viento y/o lluvia, sujetar el volante firmemente y bajar la velocidad.
  • Tener cuidado con los “golpes de viento” al salir de túneles, cruzarse con camiones, adelantarse a otro vehículo o salir de hondonadas, arboladas o colinas.
  • Realizar rebajes de cambios en las curvas.
  • Tener en perfecto estado las plumas de los limpiaparabrisas.

Manejo en ripio

Como el ripio es una superficie suelta, donde el auto pierde tracción y adherencia, desde Defensa Civil aconsejan:

• Bajar la velocidad y no superar los 80 km/h. La velocidad recomendada es de 60 km/h.
• No superar la 4ª velocidad.
• Bajar la velocidad en las curvas, para evitar derrapes y salirse del camino. Tenga en cuenta que puede volcar.
• Usar los frenos con moderación. Jamás frene sobre una curva (salvo emergencias). Si debe frenar, que sea con golpes repetidos y tenga en cuenta que va a necesitar más distancia de frenado.
• Si derrapa, gire las ruedas en sentido contrario al del deslizamiento y toque el acelerador para ajustar su marcha.
• Evite volantazos y movimientos bruscos.
• Debido a que se forman huellas profundas con una cresta en el medio, tenga en cuenta que, si su auto es bajo, pueden rozar la parte inferior.
• Al cruzar de una huella a otra huella, sostenga el volante con firmeza y con ambas manos.
• Para evitar roturas de parabrisas por piedras sueltas, se recomienda que al acercarse a un vehículo, baje la velocidad, lo que minimiza la cantidad de piedras que pueden levantarse. También baje la marcha cuando alguien intente adelantarse.

Badenes

Otra situación que se puede presentar en los caminos de montaña es la presencia de badenes, por lo que:

  • Si el badén es profundo o ve correntada, no cruce, ya que el vehículo puede ser arrastrado. Para secar los frenos, al salir del agua, pise suavemente el pedal para calentarlos y evaporar el agua.