Algunas oficinas del Registro Civil presentan problemas para realizar trámites de documentación online

RECOMENDACIONES SOBRE POLILLA DE LA VID


Las recomendaciones a los productores están divididas en dos momentos diferentes; antes de cosecha y pos cosecha.

En este sentido se recomienda a los productores tener en cuenta antes y durante la cosecha:

No realizar tratamientos generalizados con insecticidas.

  • Tener especial cuidado en la cosecha: la polilla puede viajar  en los elementos de trabajo, ropa de los operarios, tractores e implementos y los materiales usados en la cosecha: tachos, tijeras y carpas.
  • No utilizar elementos de trabajo que se hayan usado en viñedos posiblemente afectados.
  • Proteger los cultivos en las áreas donde no ha sido detectada la plaga. Utilizar sólo elementos de cosecha locales y no contratar servicios provenientes de otras áreas.
  • Asesorarse con su técnico de confianza.

 Luego de cosecha se recomienda:

  • Descargar la fruta remanente después de la cosecha y destruir los residuos vegetales de cosecha dentro del mismo predio.
  • Podar las plantas de vid para facilitar los tratamientos que deban realizarse en el futuro,  con productos aprobados por SENASA. Esto permitirá el control de esta plaga en vid y destruir el material resultante de la poda dentro del mismo predio.
  • Denunciar ante ISCAMEN  la presencia o daño sospechoso de la plaga.
  • Permitir el ingreso de los inspectores oficiales de ISCAMEN para realizar supervisiones o fiscalizar las actividades de vigilancia y control.

Asimismo se recomienda a las bodegas de la zona con presencia de polilla de la vid que deben proceder a la destrucción de escobajos, orujos y otros subproductos obtenidos del proceso industrial y fundamentalmente a los vecinos de las zonas rurales y urbanas que tengan parras de uva en sus casas que deben recolectar todos los racimos. No dejar racimos en los parrales es fundamental para evitar que la plaga se disperse.

¿Qué es la polilla de la vid? (Lobesia botrana)

Las larvas de esta plaga viven en los racimos, uniendo con hilos de seda los botones florales. Empupan en las hojas o en la corteza. Puede tener de 2 a 4 generaciones anuales (según latitud y condiciones climáticas). La segunda y  tercera generación produce daños directos en los granos. Pasa el invierno principalmente como pupa en la corteza de las vides.

En la primavera emergen escalonadamente y al igual que otras polillas son de hábitos crepusculares. La primera generación pone huevos sobre la corola de las flores, la segunda y tercera generación lo hacen en los granos.

En condiciones de campo, tiene una alta capacidad para trasladarse ya que se trata de una mariposa y por lo tanto con capacidad de vuelo para desplazarse.

Los daños que provoca en vid dependen fundamentalmente de su estado fenológico, principalmente pérdida  de calidad, derivada de las heridas y por la aparición en ellas de podredumbres de origen fúngico. En la uva para vinificación, la presencia de residuos fúngicos puede provocar  aromas y sabores en los vinos y puede ocasionar problemas técnicos en la clarificación.

Más información en ISCAMEN, Boulogne Sur Mer 3050 de Ciudad, teléfono 4299013/4299015/4295450/4258741 (int. 216) y correo electrónico: carponorte@iscamen.com.ar. O a la línea gratuita: 0-800-666-4722.