22 de septiembre, 21.30 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

RobinaWahaj: “Modernizar los sistemas de riego ayudará a los productores a hacer frente al cambio climático”


En el Departamento General de Irrigación se desarrolló un taller de capacitación y aplicación, en el que expertos internacionales brindaron una nueva metodología para evaluar la gestión de sistemas de riego y proponer acciones de modernización. Durante la jornada, una de las capacitadoras, RobinaWahaj aseguró que la modernización de los sistemas de riego ayudará a los productores a hacer frente al cambio climático.

El objetivo  del encuentro fue acercar la metodología de análisis y evaluación de los diferentes componentes de los sistemas de riego, llamada MASSCOTE (Sistema de Mapeos y Servicios para Técnicas de Operación de Canales), a fin de generar información para el desarrollo de planes de modernización. El taller fue organizado por FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), el Departamento General de Irrigación, INTA y PROSAP y dictado por expertos en riego e irrigación de FAO.

La ingeniera de origen pakistaní, RobinaWahaj, contó en qué consistió el taller y qué los llevó a visitar nuestra región. “Estamos aquí para apoyar un proyecto conjunto de la FAO, DGI y PROSAP, financiado por el Banco Mundial. Hemos organizado un taller de capacitación en modernización de sistemas de irrigación. En el taller estamos aplicando una metodología que la FAO ha desarrollado para evaluar el desempeño de sistemas de riego de gran escala y planificar la modernización. La metodología se llama MASSCOTE y paralelamente la estamos aplicando en la Cuenca del Río Tunuyán Inferior a modo de ejercicio”, sostuvo. En esta cuenca, FAO está formulando un proyecto para el Sistema de Riego Santa Rosa –La Paz, que busca relevar las problemáticas hídricas de los canales y elaborar propuestas concretas de modernización.

Wahaj trabaja para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, y tiene su sede central en Roma. La ingeniera en irrigación que tiene una vasta experiencia en modernización y manejos de sistemas de riego aseguró que “MASSCOTE es una metodología que ha sido desarrollada por FAO basada en nuestro trabajo previo en modernización y manejo de riego en diferentes partes del mundo; incluyendo Asia, Cercano Oriente, regiones de Asia Central y también Latinoamérica. Esta metodología sirve para evaluar el desempeño de los sistemas de riego y planear su modernización. Es un proceso gradual que sistemáticamente se fija en los distintos componentes de un sistema de riego, evalúa las limitaciones y cuellos de botella, y luego continúa con un plan de modernización para lograr así la visión y objetivos de las mejoras”, sostiene la experta que junto al ingeniero Giovanni Muñoz (trabaja en proyectos de Asia Central)y el ingeniero Luis Loyola (Oficial de Inversiones de FAO para Latinoamérica y el Caribe), dictaron el taller en el que participan especialistas de Irrigación, operadores y expertos en riego de otras provincias y técnicos de PROSAP e INTA de todo el país.

¿Cuáles son los beneficios de aplicar esta metodología en Mendoza?

-El beneficio de aplicar la metodología MASSCOTE en este sistema de riego en particular, el Santa Rosa – La Paz, es que a partir de que hay un proyecto que se está formulando en este sistema de canales, cuando apliquemos está metodología allí, en primer lugar nos dará la base de desempeño que existe ahora; segundo nos dará los cuellos de botella, las limitaciones y oportunidades de mejora y luego, al usar estos procedimientos estandarizados y metodología estandarizada, podremos proponer recomendaciones y mejoras al desempeño del sistema de riego lo que contribuirá significativamente a la preparación, evaluación y definición de objetivos y logros del proyecto.

¿En qué otros países del mundo se ha aplicado esta metodología?

-En muchos países, en todas partes del mundo. La hemos usado por razones diferentes: para desarrollar la capacidad de ingenieros y administradores de sistemas de riego, también para desarrollar planes de modernización como parte de diferentes proyectos de inversión. Las mejoras basadas en la metodología MASSCOTEdieron origen a mejoras en el servicio de entrega de agua a los productores y otros usuarios. En algunos de los países en los que se ha implementado esta metodología, los institutos y las organizaciones quieren institucionalizarla para sus trabajos en evaluación de inversiones. (Nota: los países en los que MASSCOTE se ha aplicado son por citar algunos: China, India, Marruecos y Nepal).

En su experiencia, ¿cómo evalúa el trabajo de administración del agua que se realiza aquí en Mendoza?

-Lo que he observado en el campo en los últimos dos días me ha sorprendido bastante de alguna manera porque la infraestructura de riego está bastante bien mantenida, especialmente a nivel de canal principal, que está bajo la responsabilidad del DGI. Partes del sistema requieren mantenimiento para mejoras en los niveles inferiores. Lo que también observé es que el DGI así como las asociaciones de usuarios, hacen esfuerzos para proporcionar un buen servicio. El DGI está haciendo todo a su alcance para entregar un buen servicio a las asociaciones de usuarios y ellos están haciendo un esfuerzo para darles un buen servicio a los productores. Desde luego hay todavía posibilidad de mejorar. Estamos aquí para ayudar al DGI y a las Asociaciones de usuarios a cubrir lo que falta para poder entregar un buen servicio y para que los productores puedan hacer uso de ese servicio de entrega de agua mejorado.

Atentos a que el cambio climático ya es una realidad, ¿en qué medida puede beneficiar a Mendoza, que transcurre su 6º año de emergencia hídrica, el aplicar la metodología MASSCOTE?

-En todo el mundo, y Argentina y Mendoza no son las excepciones, el cambio climático va a tener un gran impacto, especialmente en la disponibilidad del recurso hídrico. Por momentos, la intensidad de las precipitaciones en algunas partes del mundo se va a incrementar, mientras que al mismo tiempo en la otra parte del año la sequía va a golpear fuerte. En Mendoza, la escasez de agua va a aumentar y los productores serán quienes más sufran esto. El DGI ya está tomando recaudos, pero todavía se necesitan hacer muchas cosas para que los productores le hagan frente al cambio climático y a la disminución de la disponibilidad del agua. Con respecto a esto, las nuevas tecnologías pueden ayudar pero también el manejo moderno de recursos hídricos a todo nivel dentro del ciclo hidrológico, también ayudaría, particularmente a nivel de canales principales, a niveles de los canales manejados por las asociaciones de usuarios, y a nivel de la parcela manejado por los productores. Las nuevas tecnologías, las tecnologías mejoradas, pero sobre todo las técnicas de manejo mejoradas, ayudan a los productores a hacer frente a las incertidumbres en la disponibilidad del agua. Y por esto, la modernización de estos sistemas de riego es muy importante porque no sólo significa tecnología avanzada sino que básicamente significa actualizarse en la operación, la gestión, el mantenimiento de sistema de riego.