14 de julio, 20.50 horas. Coronavirus: Comunicado del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Se realizará una nueva celebración de San Pedro y San Pablo


El viernes 29 de junio, a las 18, se desarrollará el 12° Encuentro con San Pedro y San Pablo. La gran fogata será en el Predio San Pedro y San Pablo, ubicado en calle Resplandor N°10, Fray Luis Beltrán, Maipú.

La Secretaría de Cultura brinda su apoyo a esta festividad cultural y tradicional, pero sobre todo religiosa, que cuenta con cientos de fieles para compartir de una hermosa noche, celebrar la fe y unir a las familias.

Contará con la participación, en vivo, de Ballet Folclórico Revuelo, Batida de Coco, Ballet Raíces Tradicionales, Zumba de Rodrigo, Ballet Virgen de Urkupiña, Ballet Gran Realeza Alma Boliviana, Tinkus Kaysur Usa Filial Mendoza, Los incorregibles de Maipú, Ballet Renacer en Folclore y la música de Ladrón de sueños y la banda Kien da Más.

Esta celebración es organizada por el profesor Abelardo Miranda, con la participación del barrio Villa Elena y vecinos del pueblo de Beltrán. Cuenta además con el reconocimiento de la Secretaría de Cultura de la provincia y el apoyo de la Municipalidad.

Esta actividad ha sido declarada de Interés Provincial por el Gobierno de Mendoza; de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la provincia; de Interés Legislativo por la Legislatura provincial y Municipal por el Concejo Deliberante de la Comuna maipucina.

La gran fogata se realizará en el Predio San Pedro y San Pablo, ubicado en calle Resplandor N°10, Fray Luis Beltrán, Maipú.

Origen de la celebración

El 29 de junio es el día elegido para homenajear a San Pedro, primer papa de la iglesia católica, y San Pablo, el gran apóstol de los gentiles, ambos ejecutados alrededor del año 67, por orden de Nerón. Pedro, crucificado cabeza abajo, según su deseo, por considerar que era indigno de morir igual que su maestro, y Pablo, decapitado, en la ciudad de Ostia.

La quema del muñeco retoma el sentido purificador atribuido al fuego. Se mezcla con el rito invernal de la fogata cercana al martirio de los santos mencionados, por eso se ubica en lo más alto de la fogata un muñeco con la figura humana, que es quemado como aspiración colectiva para rendir homenaje a los santos inocentes. El armado del muñeco lo realizan un vecino del barrio Villa Elena y amigos.

El deseo de esta fiesta es trasmitir la unión y la paz de las familias, recibiendo el calor de la fogata y acercarse con sus canastas y equipos de mates, para compartir y disfrutar de este encuentro.