Se suspendieron las clases para el resto de la jornada en Ciudad Alvear

Significado y valor de los atributos que porta la reina de la Vendimia


Popularmente conocidos, la capa, banda, anillo, corona y cetro que luce nuestra reina hablan de nuestra provincia, su riqueza y su cultura.  

En agradecimiento al pueblo de Mendoza, en 1994, la firma Vendemmia Joyero confeccionó y donó dos joyas únicas que son Patrimonio Provincial: la corona y el cetro de la reina nacional de la Vendimia.

Ambas piezas fueron diseñadas por el joyero y gemólogo Enzo Vendemmia y realizadas por un equipo especializado de orfebres y artesanos.

La corona y el cetro vendimial constituyen un verdadero símbolo de la historia y tradición de Mendoza. Todos los años, en la Fiesta Nacional de la Vendimia, que se realiza en marzo, la reina electa recibe estos atributos.

Corona vendimial

La corona tiene 130 gramos de oro de 24 quilates, 500 gramos de plata 925, 3 quilates de brillantes, 3 quilates de esmeraldas, 25 quilates de zafiro y un cuarzo en bruto.

Acercándose a la base de la corona, se encuentran el escudo nacional y otros iconos locales, como el sol y la figura de la libertad del monumento del Cerro de la Gloria, sobre un cristal de cuarzo, que simboliza la epopeya sanmartiniana.

Además, a ambos lados, se deja ver la representación de la cordillera de los Andes, realizada en oro y brillantes, engarzados con platino. Además, cuenta con las figuras de un cóndor y guanacos, que reflejan la fauna autóctona de la región.

Por otro lado, la punta de flecha hace alusión a los indígenas que habitaron en nuestra provincia. Se suman viñas, alamedas y toneles, que reflejan la geografía de la región.

La corona pesa 365 gramos y tiene una altura de 16,5 cm. Fue donada por el joyero Enzo Vendemmia y diseñada por el orfebre porteño Carlos Tomasik. Cada una de las piezas fue realizada por separado y luego ensambladas. El valor de esta corona es de U$S 35000.

Respecto al cetro, se utilizó madera de sarmiento de cepa natural, con un largo de 45 cm. En su extremo superior tiene el cuerno de la abundancia, que aparece en el Escudo provincial, con el racimo de uvas de oro y plata. Toda esta pieza está íntegramente hecha en plata 925; puntualmente, se usaron 200 gramos. Está valuado en 7 mil dólares por la joyería Vendemmia.

Capa

La reina y virreina de la Vendimia utilizan una capa de invierno y otra de verano, que es más liviana. Estas prendas fueron renovadas en 2015 y son de color rojo granate, donde predominan los bordados dorados, para la reina, mientras que la de la virreina es de color azul y sus bordados son en color plata.

Ambas han sido confeccionadas en satén de seda, con labrados en cristal de roca, utilizando casi 5 metros de tela para cada una de ellas. Se prenden en el cuello con un gancho especial de peletería, para preservarlas en buen estado.

La iniciativa nació de Alejandro Ferraro, quien hace muchos años está vinculado a Vendimia, con sus vestidos y novedosos diseños, que lucen las reinas departamentales y distritales en las fiestas de nuestra provincia. Este es un trabajo artesanal, que refleja y manifiesta el trabajo de nuestra tierra.

Anillo

Guillermo Cordero diseñó, en 2013, el anillo que porta la reina nacional de la Vendimia. El joyero trabajó más de 20 días en el obsequio, que está valuado en aproximadamente $40.000. El diseñador mencionó: “El anillo fue una creación muy exclusiva, ya que pensé que había que hacer una joya para que la reina luciera en nuestra gran fiesta y demás eventos. Se trata de nuestra representante a nivel provincial, nacional e internacional y debía proyectar esa esencia.

Por ello, el diseño del anillo fue inspirado en un racimo de uva, construido en oro macizo de 18 kilates. Este racimo lleva en sus granos zafiros naturales, tallados en forma de cabuchón, que se apoya sobre una hoja de parra con brillantes, semejando el rocío de los viñedos. Por otro lado, el tronco del racimo se encuentra adornado con brillantes navet, simulando la base”, explicó Cordero.

Las joyas que se utilizaron en las láminas vendimiales son de diferentes orfebres y marcas, como joyas Swarovki y plata rodinada con piedras de colores.

Banda

En un primer momento, las bandas de la reina y la virreina se hacían con motivos pintados sobre la tela, hasta que, en 1972, la señora Juana Bonadeo de Barroso innovó e introdujo la idea de los diseños bordados, que fueron muy bien aceptados, ya que realzaron la importancia e imagen del atributo.

Actualmente, el trabajo del diseño, confección y bordado de las bandas se reparte entre su hija Mirta Barroso y sus dos nietas. Con el transcurso de las décadas, el diseño de las bandas fue cambiando y modernizándose, según marcaba la tendencia. Gracias a la tecnología, es posible diseñar diferentes tipografías, aunque siempre conservando un estilo sencillo y tradicional de Vendimia.

Para esto se utiliza el mismo lenguaje visual en concordancia con la temática de la gran fiesta de los mendocinos de cada año. Una gran diferencia es que son más angostas, debido a la fisonomía de las chicas, que tienen cuerpos más delgados que las primeras reinas nacionales.

El oficio del bordado requiere de mucha disciplina y criterios para el manejo del color y el género. El tiempo estimado de elaboración de cada banda ronda entre 20 y 30 días.

GALERIA