AGENDA: clic aquí para ver la agenda del día

Tiroides: el 50% de la población tiene nódulos


Como el  25 de mayo es el Día Mundial de la Tiroides, este miércoles, desde las 10, los servicios de Enfermedades Endocrino-Metabólicas e Imágenes del Hospital del Carmen llevarán a cabo una serie de actividades informativas sobre la tiroides. Será en el hall central de este centro de atención e internación de adultos de la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP).

Los afiliados accederán a respuestas inmediatas sobre esta enfermedad. Allí, profesionales de la obra social realizarán palpado de la glándula en busca de posibles nódulos. En aquellos casos en que el examen se presente como “dudoso”, se efectuarán los estudios de imágenes pertinentes.

La tiroides es una glándula ubicada en el cuello, por debajo de la nuez de Adán. Produce hormonas que regulan numerosas funciones de nuestro cuerpo, desde la velocidad del pensamiento o los latidos del corazón hasta la capacidad reproductiva. En los primeros años de vida, es fundamental para el desarrollo neurológico.

Hipotiroidismo

Se produce porque la glándula tiroides disminuye su producción de hormonas. Provoca decaimiento, sueño, fatiga, sobrepeso, mala memoria, frío, estreñimiento y piel seca, entre otros trastornos.

Si no se trata, puede provocar obesidad, dolor articular, esterilidad y enfermedades cardíacas.

Hipertiroidismo

Se da cuando la tiroides está demasiado activa y produce más hormonas de las que el cuerpo necesita. Puede ocasionar irritabilidad, insomnio, nerviosismo, temblor e intolerancia al calor. La enfermedad de Grave, un trastorno autoinmune, es la causa más común. Otras son: nódulos tiroideos, tiroiditis, consumo excesivo de yodo y tomar demasiada hormona tiroidea sintética.

Bocio

Es el aumento del tamaño de la glándula tiroides, que puede causar que el cuello aparezca agrandado. La deficiencia de yodo es la causa más común, porque el cuerpo lo necesita para producir hormona tiroidea.

Nódulo

El 50% de la población presenta nódulos en la tiroides. Es el especialista quien define si hace falta estudiarlo.

En la gestación resulta imprescindible el control de la tiroides, porque es la que participa en el desarrollo neurológico del bebé.

Los síntomas de hipertiroidismo e hipotiroidismo pueden confundirse con otros problemas de salud o a veces ser tan leves, que no se manifiestan. Es importante, ante la presencia de cualquier cambio, consultar al médico de cabecera o endocrinólogo, que es el especialista en hormonas. Más información, en el Servicio de Enfermedades Endocrino-Metabólicas, Hospital del Carmen, turnos al 0810 810 1033.